El saldo de la generación de empleo en Zacatecas

El saldo de la generación de empleo en Zacatecas

De los objetivos anunciados al inicio del quinquenio, uno de los más relevantes, fue la creación de empleos de calidad. Se mencionó la cifra de 40 mil en todo el periodo, con un promedio de 8 mil por año. Si se hubiera cumplido la meta, indicadores como pobreza y desigualdad se hubieran movido de forma sensible. Y no ha sido así. Muchos de los datos son producto de una cocina de cifras para indicar avances, que en algunos casos se han calificados de históricos. El criterio para calificar la política de empleo es, ¿cuánto se logró mover el problema diagnosticado? Más allá de un dato meramente aritmético del número de empleos generados en 5 años, el problema tenía 5 rasgos: (1) la heterogeneidad del mercado de trabajo, (2) la poca diversificación de las actividades productivas, (3) descomposición de la producción campesina, (4) la desproporción entre sector terciario y manufacturero, y (5) la desconexión de formación de trabajo calificado y el mapa productivo del estado.

La heterogeneidad se refiere a muchos empleos con bajos ingresos y muy pocos puestos de trabajo con altos salarios. Se crean trabajos (incluyendo formales) pero precarios. En este renglón no se movió el indicador. El gobierno cocina cifras confundiendo ocupación y empleo decente: la desocupación sí bajó, pero el empleo decente no. La precariedad subió 27 por ciento aun cuando la ocupación aumentó 9 puntos. El 26 por ciento de la población gana menos del mínimo y 36 menos de dos. Así, continúa el 62 por ciento de personas nadando en la precariedad. Dato sostenido y atascado a través de los años. Sí sumamos los problemas de seguridad social, la situación enrojece más. Esto es, el objetivo de cambiar la heterogeneidad del mercado de trabajo quedó nulo, cero, nada, vacío.

La diversificación de actividades productivas no puede llevarse a cabo si toda la estrategia está sentada en la contingencia de la inversión extranjera (IED), que además se concentra en actividades extractivas. La diversificación pasa por impulsar cadenas de valor complementarias en un contexto de fortaleza de mercado interno. Pero eso no ha ocurrido. Es curioso (en este contexto) que el gobierno de la 4t afirmé que superó el neoliberalismo y celebre sus marcas de IED como el gran logro económico. En Zacatecas se celebran inversiones que no dejan ganancias en el estado. Bonita cosa.

La producción campesina, la terciarización (débil) de la economía y la desconexión de la formación de profesionales con la oferta laboral, no se logró cambiar en lo absoluto. Urge un plan de innovación que conjunte la estrategia de oferta educativa y nuevos escenarios laborales, peor no se ve nada en puerta por parte del gobierno entrante. Por lo pronto, podemos constatar que los informes aritméticos que describen eventos y número de personas ocupadas pueden encubrir la nuda realidad: el fracaso.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ