¿Qué está pasando en Colombia?

¿Qué está pasando en Colombia?

Nos hemos dado cuenta por medio de las noticias y de las redes sociales, que en el hermano país de Colombia, existe un conflicto entre la población y el gobierno. En aquel país, hay toque de queda; los derechos humanos parecen no existir o no aplicarse para la población. La violencia y la intimidación, es el único idioma que saben hablar las supuestas “fuerzas del orden”. Detrás de todo, existe una ideología política, una élite, un gobernante represor.

Al igual que en otras ocasiones y en muchas otras partes del mundo incluyendo a México, en Colombia, las instituciones que deberían encargarse de velar por la paz, la armonía y la seguridad de la población, son las que están violentando y causando el pánico entre la sociedad. La protesta pública fue de nuevo lo que causó las acciones tiranas e intolerantes del gobierno. Bajo el pretexto de conservar el orden público, la policía y el ejército colombiano hacen uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes. Al haber sido declarado toque de queda, pareciera la justificación perfecta para cometer todo tipo de violación a los derechos humanos. Caminar por las calles de Colombia no es seguro, la policía está reprimiendo, la policía está matando, todo por cumplir órdenes. Tal y como ha pasado en nuestro país en casos como los de Atenco, Acteal, Ayotzinapa.

Al parecer, el detonante del estallido social o la gota que derramo el vaso, fue la intención del Presidente de Colombia Iván Duque, de impulsar una reforma tributaria, que no significa otra cosa más que incrementar los impuestos; pero no solo fue eso, la pandemia que está viviendo actualmente el mundo entero, ha dejado consecuencias muy graves en la situación económica y social de las personas. Es lógico, que, ante la crisis económica, los colombianos, o cualquier otra población de cualquier otro país, no soportarían un alza de impuestos.

Es grave que por culpa de la pandemia la situación económica de las personas sea vulnerable; es más grave aún, que pese a las adversidades que la pandemia ha generado, un gobierno pretenda endeudar a su pueblo o subirle los impuestos; es todavía más grave, que ese gobierno responda con violencia y represión contra su pueblo, cuando éste rechaza esa alza de impuestos.

Lo que está pasando en Colombia no tiene que ver con si se suben los impuestos o no, ese solo fue el detonante. Lo que ocurre en Colombia tiene nombre y apellido, se llama “Presidente Iván Duque” y se apellida “pensamiento de ultra derecha”. Es la ideología conservadora y elitista de los partidarios de la extrema derecha lo que causa el odio y la represión hacia el pueblo.

Para los gobiernos y para los políticos de ideología conservadora, neoliberal, de derecha, capitalista, como usted guste llamarlos (técnicamente son términos distintos, pero en la práctica los mueven los mismos intereses), el Estado debe estar al servicio del poder económico; los estímulos y rescates financieros deben ser otorgados a las grandes empresas; creen que, si a los grandes capitales les va bien, a la población le ira bien. Cuando se trata de deuda, o de “apretarse el cinturón”, quienes se llevan la peor parte no son los que más tienen, sino el pueblo. El alza de impuestos, la privatización de servicios públicos, la reducción de prestaciones y derechos laborales son políticas emprendidas por estos gobiernos. Todo ello es exactamente lo que hizo a los colombianos manifestarse y protestar.

La actitud violenta, represiva y autoritaria es otra característica de la ideología de ultra derecha, son intolerantes a ciertos temas de interés colectivo, no soportan que el pueblo los contradiga y quiera hacer valer sus derechos. De esta violencia y represión está siendo víctima el pueblo de Colombia.

Es muy importante que analicemos los sucesos en Colombia ya que América Latina vive actualmente una fuerte lucha entre ideologías políticas, por una parte, la izquierda y por otra la derecha y sus aliados.

Los acontecimientos políticos y sociales que hemos visto por ejemplo en Brasil, con el encarcelamiento de Lula y la llegada de Bolsonaro a la Presidencia; La persecución en contra de Evo Morales en Bolivia, los bloqueos económicos contra Cuba y Venezuela; y la necesidad urgente de avance electoral del PRIAN en México, tiene que ver con esta lucha encarnizada entre ideologías políticas. Pareciera que son hechos propios de la población y la política de cada país, pero en conjunto forman una gran estrategia de las elites mundiales.

Lo que ocurre en Colombia no es desconocido para nuestro país; México ha sufrido por muchos años las políticas y la represión de los gobiernos conservadores. La historia nos ha enseñado que de la adversidad surgen las oportunidades y los cambios. Colombia se encuentra en una situación muy adversa y preocupante, pero sin duda, es señal de la exigencia del cambio social y político que la población de aquel país reclama.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ