Fresnillo. El miedo y la Soledad

Fresnillo. El miedo y la Soledad

No hubo sorpresa cuando la Encuesta Nacional de Percepción de Seguridad Pública Urbana, que publica trimestralmente el INEGI demuestra que el 95% de los habitantes de Fresnillo considera que vivir en su ciudad no es seguro.

La ciudad más poblada de Zacatecas, uno de los motores económicos del estado, Fresnillo lidera la lista de ciudades que por años se han colocado en el imaginario como zonas altamente peligrosas, casi zonas de guerra. Se coloca por encima de Tijuana, Ciudad Juárez, Uruapan, Irapuato, Ciudad Obregón, Acapulco y Ensenada; Ecatepec, en el Estado de México; o Coatzacoalcos, en Veracruz.

La seguridad pública es definida como el conjunto de políticas y acciones coherentes y articuladas que tienden a garantizar la paz pública a través de la persecución de delitos y de las faltas contra el orden público, mediante el sistema de control penal y el de la policía administrativa.

La percepción negativa de seguridad es un reclamo al trabajo gubernamental, es un cuestionamiento a la falta de resultados efectivos y contundentes del gobierno municipal. Lo que dice la encuesta de percepción de seguridad es que las y los fresnillenses temen por su seguridad, pero también dice que no confían en que sus autoridades los protejan.

Es decir, los resultados del INEGI arrojan una preocupación legítima de los fresnillenses, todos han sufrido en carne propia o conocen a alguien cercano que ha sufrido ese miedo que se siente en las entrañas con el sonido de las balaceras, con la realidad de los levantones, con saberse habitantes de un territorio dominado por los cárteles. El miedo se ha vuelto parte de la vida, al tiempo que tienen la certeza de que no cuentan con los policías y el sistema de justicia que les garantice la paz y seguridad social.

La percepción es la sensación interior que resulta de la realidad afectando nuestros sentidos, por tanto, sin demasiadas dudas, cabría decir que la percepción de seguridad o inseguridad es lo que denota en el ciudadano su cruda realidad. Es lo que cada mujer y hombre sabe que al salir de casa es posible que no regrese.

La percepción de inseguridad genera deterioro urbano y de la imagen de la ciudad, aumento de mecanismos ilegales de autoprotección utilizados por la comunidad para su seguridad en el espacio público o su entorno y ruptura de la solidaridad.

Hasta el momento, la literatura especializada no ha logrado identificar los factores que inciden en esta brecha entre la seguridad real y la percibida. Se intuye que el miedo se transforma en la sensación de soledad y desconfianza ante el gobierno.

En Zacatecas tenemos que trabajar para que los gobiernos, sobre todo el de Fresnillo, sea percibido cercano a la gente. Las y los fresnillenses elegirán un gobierno en este año partiendo del miedo, por lo que tenemos que garantizar que la Cuarta Transformación transformará la realidad que hoy impera en Zacatecas.

Para ello, tenemos que quitarnos de mezquindades, traiciones y cacicazgos para poner a Fresnillo adelante y poder construir las estrategias que permitan que las y los habitantes de esta gran ciudad tengan la certeza de que el México que está construyendo la 4T está avanzando para hacer de Zacatecas, Fresnillo y el país un mejor lugar para vivir.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ