Para micro y pequeñas empresas es difícil lograr el aumento salarial de 15% anunciado por la Federación

Para micro y pequeñas empresas es difícil lograr el aumento salarial de 15% anunciado por la Federación
Consideran empresarios que las grandes compañías pueden subsistir y seguir generando, pero para las micro y pequeñas es complicado cumplir ■ foto: la jornada zacatecas

■ No hay las condiciones debido a la pandemia: Canacintra Zacatecas

■ El incremento debería darse “de manera gradual y prudente”, sin afectar a la población, o de lo contrario llevará las personas al desempleo o al trabajo informal: Coparmex

■ Opina que las políticas económicas van a la baja incluso previo a la pandemia

 

“Estamos a favor de un incremento salarial, pero ahorita no es el momento de que lo asignen desde lo federal como una ley”, dijo Alejandro Valadez, presidente estatal de Canacintra, quien advirtió que para las micro y pequeñas empresas es difícil de lograr el incremento salarial del 15 por ciento anunciado por el Gobierno Federal.

Explicó que la parte empresarial reconoce que los empleados son la parte que respalda y la razón de ser de las empresas, por lo que con gusto harían un incremento salarial incluso sin que se los indicaran de manera oficial, pero no hay las condiciones para hacerlo debido a la pandemia.

“En Canacintra siempre se les paga más que el mínimo debido al trabajo especializado de los empleados”, señaló, sin embargo, con base en el análisis del año y que el Gobierno Federal no ha apoyado a la micro y pequeña empresa, van a ver muy afectadas, sin incentivos para cubrir pagos fiscales que se siguen cobrando y pagando, afirmó.

Resaltó que la disposición para apoyar se puede ver en que los primeros cuatro meses de contingencia se pagó el sueldo completo a sus trabajadores; posteriormente se tuvo que negociar debido a las pérdidas económicas, y ahora, “si no hay ganancias para continuar pagando el sueldo de manera completa, mucho menos se puede incrementar”.

“No es que no queramos subir el sueldo, no podemos; cuando hay condiciones somos los primeros que lo hacemos, sin embargo, el contexto y las afectaciones por la pandemia no lo permiten en este momento, al menos no en lo general”, sostuvo.

“Las grandes empresas pueden subsistir y seguir generando, pero para las micro y pequeñas es complicado cumplir con el incremento”, añadió.

Valadez argumentó que “estamos cerrados o trabajando al 30 por ciento, no es factible subir el salario debido a la economía actual”, aunque aceptó que “claro que toda la gente debe ganar más”. Por el momento, el objetivo es tratar de mantener los empleos que se tienen, pues “lo menos que queremos es de afectar a 1-10 familias” por empresa.

Por su parte, Alejandro Enríquez, presidente estatal de Coparmex, aseveró que “nos puede salir más caro el caldo que las albóndigas”, quien reiteró su decisión de oponerse al incremento del 15 por ciento al salario mínimo, aclarando que más que estar en contra de la acción, los empleadores impulsaban un apoyo del 10 por ciento, acotando que el 5 por ciento restante lo aportara el gobierno como apoyo a los trabajadores que están en la formalidad.

El incremento, explicó, debería darse “de manera gradual y prudente”, sin afectar a la población, o de lo contrario, llevarán a las personas al desempleo o al trabajo informal.

“Si creen que por decretar un aumento las personas van a ganar más, en realidad están causando desempleo”, aseguró, porque el salario mínimo sea mayor, no pueden obligar a los empleadores a pagar más, sostuvo, y agregó que existen empresas que no tienen la capacidad de cubrirlo.
También denunció que las políticas económicas van a la baja incluso previo a la pandemia, cuando en primer lugar se deberían impulsar mecanismos para “aumentar la formalidad y que a los trabajadores se les respeten sus derechos”.

En este sentido, desde Coparmex responsabilizan al gobierno de los desempleados causados por decisiones erráticas”.

En contraste, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que no se logró el consenso que se deseaba en la Conasami para el aumento del salario mínimo. “No estuvieron de acuerdo los representantes de los empresarios, desde luego sí estuvieron de acuerdo los representantes del sector obrero y el Gobierno. No hubo consenso de las tres partes”, lamentó el mandatario.

López Obrador recordó que durante más de 30 años se castigó el salario de trabajadores mexicanos, incluso, señaló, el salario mínimo estuvo por debajo de la inflación. “Durante todo este tiempo, de estar en el lugar 12 en el mundo en cuanto al salario mínimo, nos caímos hasta los últimos sitios. Llevamos dos años aumentándolo y aún no se avanza, fue una pérdida del 75 por ciento del poder adquisitivo, y los tecnócratas engañaron de que si se aumentaba el salario una a haber inflación, esa fue la excusa”.

En el primer año de gobierno AMLO (2019) se aumentó 16 por ciento el salario mínimo, en su segundo año (2020) el incremento fue del 20, y en este tercer año (2021) será del 15 por ciento, además se decidió tener un salario especial para las trabajadoras domésticas y jornaleros agrícolas.

Sobre el reclamo de los empresarios, quienes se quejaron de que no fue unánime este aumento, el Presidente se dijo respetuoso, pero no estaba de acuerdo en su postura de que el aumento al mínimo traería problemas a las empresas.

“Se me hace una exageración que van a quebrar las empresas si pagan este aumento salarial”, dijo. “Es insensato hablar de que es afectar la economía. Entonces, en la economía, ¿no cuentan los trabajadores? La economía es la conjunción de las inversiones, la actividad empresarial y el trabajo, esa es la economía”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ