Trabajador rescindido en la Máxima Casa de Estudios continúa sin respuesta de la Rectoría

Trabajador rescindido en la Máxima Casa de Estudios continúa sin respuesta de la Rectoría

■ Afirma que el motivo de su despido fue por faltas injustificadas

 

Ramón Galicia Martínez, trabajador rescindido de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ) para evitar que ocupara una cartera en el nuevo Comité Ejecutivo a pesar de que resultó ganador en el proceso electoral, denunció que el proceso legal para ser restituido está detenido y las autoridades de la institución lo han ignorado.

Acompañado por la ex candidata a la secretaría general de ese gremio, Patricia Carrillo Aparicio, el trabajador relató que el motivo de su rescisión fue por faltas injustificadas, pero éstas ocurrieron mientras contendía por una cartera sindical en el proceso electoral del año pasado y por lo tanto tenía licencia para ello.

En ese sentido, dijo que el motivo real de su rescisión fue que resultó ganador de la cartera de Actas y Acuerdos para el Comité Ejecutivo 2019-2022 y, para evitar que ello ocurriese, le levantaron actas administrativas.

Refirió que esa cartera es importante porque implica el conocimiento y control de información sobre los bienes del sindicato, por lo que Rodríguez Espino solicitó a la Rectoría que fuera rescindido.

Galicia Martínez expuso que su antigüedad en la Universidad era de 28 años y su rescisión le ha afectado en la cubertura médica y para el pago del crédito al Fovissste, por lo que solicitó atención de parte de las autoridades.

Expuso que nunca hubo una causa para el despido y tampoco se le hizo la notificación de manera formal de parte de las autoridades, ello a pesar que se le había fabricado un procedimiento administrativo de levantamiento de actas por las supuestas inasistencias.

Carrillo Aparicio comentó que durante varios meses se solicitó a la administración que no se realizara la rescisión y que hubiese un diálogo, pero al final se hizo sin ninguna razón justificada.

“Con el paso del tiempo y con la situación que estamos viviendo de la pandemia no se ha resuelto. Hay una demanda ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, pero no ha habido voluntad de parte de la Rectoría”, dijo.

Además de que la rescisión de hizo de manera injustificada, explicó que por ley no se puede despedir a un trabajador con más de 20 años de antigüedad, a menos de que haya un motivo grave, pero en este caso solamente se argumentan faltas en su centro de trabajo.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ