Más dudas que respuestas

Más dudas que respuestas

Tardaron casi nueve meses de conocida la información publicada por Agenda Política, y un mes posterior a lo presentado por Noticieros Televisa, en el programa En Punto de la locutora Denise Maerker. Y relativamente aclararon que, efectivamente, el restaurante Kaos y la empresa “Industrias A y G” comparten el número 31 de la avenida Francisco García Salinas.

El domicilio fiscal de la empresa ganadera, al contrario de todos los locales y comercios que la rodean, es la única que aparece en una supuesta colonia llamada “Guadalupe”. Y a diferencia de los consecutivos de la zona (donde se encuentra el Hospital San Agustín, la Farmacia Santa Cecilia, la tienda Toyo Foods, y el Capital Gym de Guadalupe) es la única con código postal 98605.

Los locatarios y domiciliaros vecinos, todos, comparten el código postal 98608. No así el domicilio fiscal de “Industrias A y G” que ayer visitó Agenda Política. Ahí encontró un pequeño espacio con cuatro o cinco escritorios y tres trabajadoras, dos de las cuales afirmaron, previa duda, que sí, ese era el domicilio por el que preguntamos.

La tercera acotó tajantemente que no. Situación que hizo dudar inmediatamente a las dos primeras pues, advertidas por la de la voz de mando, tuvieron que negar su primera respuesta. No hay rótulos de la empresa, y mucho menos se advierte que ese domicilio fiscal sea donde se realice la administración principal del negocio; en este caso, ganadero.

Así lo determina el artículo 10 del Código Fiscal de la Federación que destaca como criterio prevaleciente de asignación del “domicilio fiscal” aquel lugar donde se encuentre el principal asiento de los negocios, o bien, aquel en el que se encuentre la administración principal del negocio. Ahí donde se encuentre real y materialmente la administración principal.

Curiosamente, “Industrias A y G” se encuentra en una supuesta “calzada” García Salinas, mientras los locales contiguos aseguran estar en la “avenida” del mismo nombre. Entonces tenemos que, aún siendo vecino de la colonia El Carmen, el negocio de Víctor Hugo Calderón Vázquez es el único con una colonia y código postal distintos, pero en la misma avenida (o calzada) que sus vecinos y el mismo número que el restaurante Kaos.

La información tuvo que ser replicada en EcoDiario, en una “nota” a la que le sobran adjetivos y conjeturas sin prueba alguna. Nunca especificaron si Cuauhtémoc Calderón Galván buscó a Noticieros Televisa para presentarle su versión de los hechos. Sin embargo, Denise Maerker dejó en claro que David Monreal Ávila se negó a dar respuesta a los reporteros.

Tampoco queda claro por qué EcoDiario no buscó a Víctor Hugo Calderón, y se conformaron con la versión del dueño del restaurante Kaos. A la fecha no conocemos la versión del “Administrador Único” de “Industrias A y G”, que bien podría explicar por qué tiene como domicilio fiscal uno donde no se opera la administración principal de su giro.

Dicen que tuvieron acceso al acta constitutiva de “Industrias A y G”, pero un dato pasó por alto a EcoDiario. Cuando se dio de alta en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio en Zacatecas, o en una posterior modificación (como aseguran sin especificar más detalles) podrían haber verificado si entre sus actividades se encontraba la de la representación de comunidades indígenas.

De lo contrario, el folio mercantil 13659, con asiento en la Notaría Pública N° 38 entraría en una discrepancia con la Ley de Planeación, que es el marco legal con el que David Monreal suscribió un convenio con un particular, o sea, “Industrias A y G”. Esta ley sólo faculta la firma de convenios con comunidades indígenas, como ya lo había publicado Agenda Política.

Luego, la información de EcoDiario contrasta con los mismos datos del convenio entre Víctor Hugo Calderón y David Monreal, pues en este se especifica que el registro actual de “Industrias A y G” es la Escritura Pública 34,581 pasada ante la fe del Lic. Jesús Fabián Torres Chávez, Notario Público N°34, con domicilio en la ciudad de Guadalupe, Zacatecas. ¿Dos notarios para una misma acta?

Por ahora, el hecho incontrovertible es que el Área de Quejas, Denuncias e Investigaciones de la contraloría de SADER se diera a la tarea de investigar presuntas irregularidades administrativas atribuibles a David Monreal Ávila, Coordinador General de Ganadería, y el Administrador Único de la persona moral denominada “Industrias A y G”.

Así lo asentó la titular del Órgano Interno de Control, Rosa Chávez Aguilar. Y como consecuencia, el pasado 4 de septiembre se turnó el Informe de Presunta Responsabilidad Administrativa al Área de Responsabilidades «para iniciar el procedimiento disciplinario en contra del referido servidor público».

No sabemos cuáles, pero la SADER encontró “elementos para presumir el incumplimiento a las obligaciones previstas en la Ley General de Responsabilidades Administrativas”. A estas alturas lo que pretenda desmentir o controvertir Cuauhtémoc Calderón (que lo único que no ha negado es su parentesco con Víctor Hugo Calderón) ya es irrelevante para la autoridad.

Twitter: @GabrielConV

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ