“Para la construcción de una nueva ley de cultura en Zacatecas” (parte I)

“Para la construcción de una nueva ley de cultura en Zacatecas” (parte I)

Actualmente en Zacatecas se discute sobre la necesidad de una nueva Ley de Cultura estatal, pues la vigente fue aprobada en 2003 y reformada en septiembre de 2017, pero no se han hecho los ajustes para que corresponda con la nueva Ley Federal. Además, diversos grupos y colectivos han manifestado la necesidad de una nueva Ley con miras a resolver la problemática de los creadores en el estado, la cual se ha agravado por la situación de pandemia.

Aplaudimos la participación ciudadana, y cruzamos los dedos para que no sea solo un tema con fines electoreros, pues ya hemos participado en foros al respecto durante la transición política de 2016 y con tristeza observamos cómo ese entusiasmo se desvaneció o cedió a intereses de grupos específicos.

Desde entonces Finestra ha trabajado en una serie de propuestas para el mejor desarrollo de la cultura y hemos colaborado en foros de planeación aportando datos y, sobre todo, haciendo hincapié en la necesidad de considerar a la cultura un eje del desarrollo social, junto a la economía o la educación. Es por ello que intentamos aportar en la discusión de la nueva Ley, señalando desde aquí algunos puntos que consideramos indispensables a la hora de presentar una propuesta legislativa referente al ámbito cultural:

  • Actualizar el concepto de cultura. Que se contemple no sólo a las Bellas Artes, sino la cultura tradicional, y la investigación y gestión de la cultura.
  • Actualizar el objetivo de la ley estatal para que coincida con el de la Ley General de cultura.
  • Eespecificar mecanismos de acceso y participación.
  • Agregar la necesidad de velar por el ejercicio de los Derechos culturales.
  • Agregar mecanismos para la transversalidad.
  • Especificar mecanismos para que la cultura se convierta en un eje transversal como el cuarto Pilar del desarrollo (UNESCO 2010).
  • Agregar el derecho a la expresión cultural, agregar el derecho al consumo y asistencia cultural libre.
  • Incorporar el concepto de gestor cultural.
  • Actualizar el concepto de economía naranja.
  • Precisar el concepto de productos culturales y recursos culturales.
  • Actualizar el concepto de política cultural.
  • Hablar del registro estatal de creadores y promotores culturales que nunca se realizó.
  • Incluir la presencia de los representantes de migrantes zacatecanos.
  • Establecer la necesidad de fijar indicadores y retroalimentación en los diversos programas y apoyos. Además de promover el acceso por medio de convocatorias y la necesaria transparencia de los recursos y toma de decisiones.
  • Incorporar que el financiamiento no debe ser sólo para la creación artística, sino también para la expresión y la difusión, es decir el ciclo completo del consumo cultural.
  • Hacer un diagnóstico donde se debe de incluir la información relativa a los trabajadores, tutores y gestores culturales, así como de las audiencias y consumidores culturales; descripción del patrimonio material e inmaterial infraestructura cultural y el estado que guarda, así como el avance en políticas y acciones culturales. Incluir la figura del autónomo o freelance de la cultura, quienes actualmente enfrentan la mayor problemática.

Consideramos que la inclusión de estos puntos contribuirá a la construcción de una Ley estatal de Cultura que beneficie a toda la población, pues la creación de una nueva Ley no se debe tomar a la ligera, ni sesgar el derecho de participación a quienes pudieran brindar luz sobre el proceso de su construcción. Debemos ser capaces de demostrar que el acceso a la cultura, como expresión y manifestación puede posibilitar la construcción de una realidad más amable para las futuras generaciones.

Para finalizar sólo hay que subrayar que es indispensable abrir la posibilidad legal de financiamiento mixto y/o privado sin poner en riesgo el patrimonio tangible o intangible; así como contemplar el mecenazgo como opción dentro de una normatividad, en pro de la responsabilidad social de las empresas y la diversificación de financiamiento para los creadores y gestores. De igual forma es imprescindible descentralizar la cultura, por lo que es necesario ampliar las responsabilidades de los municipios y fomentar el ejercicio de los derechos culturales de la población.

Quienes participen en el proceso de construcción de una nueva Ley no deben perder de vista que el acceso a la cultura no es opcional, es un derecho. La UNESCO ha declarado a la cultura como el cuarto pilar del desarrollo, planteando su incorporación al triángulo del Desarrollo sostenible (junto a economía, equidad social y medio ambiente); en el entendido de que es la cultura la que “moldea lo que entendemos por desarrollo y determina la forma de actuar de las personas del mundo”. La cultura debe dejar de verse como accesoria o decorativa, o peor aún, como un derroche presupuestal. Desde Finestra insistimos en que la Cultura es la respuesta…

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ