‘Falso nueve’. Ahora que no hay futbol

‘Falso nueve’. Ahora que no hay futbol

La Gualdra 438 / Libros / Op. Cit.

 

 

Ahora que no hay futbol, así, como quien disimula un poco ante el atractivo de la frivolidad, de ser eso, algo frío y banal, cualquiera voltea a los entretenimientos más diversos y, entre ellos, ese cualquiera se reencuentra con sus libros acerca del futbol. Bibliografía acumulada que aumenta con un nuevo título, Falso nueve, del inglés Philip Kerr, antes autor de las novelas Mercado de invierno y La mano de Dios.

Y pensar que todo iba tan bien, antes de Wuhan, claro, cuando con Leonardo Padura “creíamos que estábamos mal, y resulta que ahora estamos peor”. Apenas el gusto por el futbol se había renovado, ¿recuerdan? Los Pumas volvieron a jugar de noche en Ciudad Universitaria y contra el América. Partidazo de empate que presagiaba nuevos tiempos futboleros.

De Champions y copa en Europa. Todo se torció entonces. Al Atalanta-Valencia, del 19 de febrero en el San Siro de Milán, 40 mil asistentes, pronto le llamaron “una bomba biológica”. Italia y España a la cabeza de confinados, contagiados, enfermos, muertos. Después, irremediablemente, la pandemia se trasladó a América, sus Norte y Sur los más golpeados, abajo Brasil, arriba Estados Unidos y abajito nosotros, México y la sana distancia. Nuevamente enfermedad, muerte, llanto, crisis…

Cruenta pandemia que azota al mundo y que ha puesto en entredicho la totalidad de las actividades humanas. Confinados en nuestros hogares, los terrícolas presupuestamos ya cómo y en qué tiempo será el regreso. Sin bajar la guardia, siempre en el mejor de los casos, sorteando enfermedad y muerte, seguridad material y emocional. Que todo será diferente, escuchamos una y otra vez. Incluidas economía y relaciones sociales y cultura, entretenimiento y deportes. Futbol especialmente.

Sana distancia, nueva normalidad, semáforos de colores y nada, nada de futbol.

Bien haríamos en desterrar esa manera en la que hasta ahora funciona el futbol. Ligas dominadas por grandes firmas, sueldos y fichajes estratosféricos, primacía de cuestiones cada vez más alejadas al juego y futbolistas estrellas estrellados cotidianamente a una especie de doble realidad. Muchachitos de menos de veinte años que tras despuntar en los equipos de sus barrios, mayormente periféricos y colonizados, se observan de pronto en los escenarios más prestigiados no solo de frente al balón y la portería sino al glamur del neoliberalismo globalizado. Al brillo del dinero.

Esto le sucede a futbolistas como al ficticio Jérôme Dumas, un francesito antillano que tras su éxito como falso nueve (jugador encargado de distraer a los contrarios) en el París Saint-Germain será traspasado a las filas del Barcelona mediante una operación monetaria de varios ceros, pero impedida por su sorpresiva desaparición. Trama literario policiaca, sin duda alimentada de referentes constatables, que da cuerpo a la nueva novela del británico Philip Kerr, Falso nueve, donde logra incorporar un nuevo arquetipo detectivesco, el ex futbolista Scott Manson, a la novela del género contemporánea.

 

Por los terrenos de Carvalho

No es la primera vez que en este original y cada vez más profuso canon, el de la ficción futbolera, se explota la desaparición de un famoso jugador. Lo hizo célebremente hace muchos años Manuel Vázquez Montalbán con su El delantero centro fue asesinado al atardecer, capítulo de su prolífica serie Carvalho, donde una nota anónima y amenazante parece resumir realidad y dilema de la experiencia futbolística de nuestros días (“porque vuestro delantero centro es el instrumento que utilizáis para sentiros dioses gestores de victorias y derrotas, desde la cómoda poltrona de césares menores: el delantero centro será asesinado al atardecer”).

Contratado por el club catalán en plena fiebre independentista, el detective Manson indagará en diferentes escenarios el paradero del futbolista (¿falso, verdadero?) por empobrecidos suburbios parisinos y las Antillas francesas. Tiempo también para develar los intríngulis de su devenir personal, con los sucesos de un pasado que lo llevó a la cárcel, jugar en el futbol inglés y su frustrado paso por la conducción deportiva de clubes de mediano renombre. Puesto que Manson, alguien le dijo, bien podría convertirse si se aplicara un poco más en el Mourinho negro.

Un Manson que asegura:

“El futbol es, de hecho, lo más importante del mundo. Mientras la gente no lo comprenda, no seremos capaces de entender cuál es el verdadero sentido de la vida, el universo e inclusive todo lo demás. De hecho, el futbol total es el único teorema plausible. Todo lo demás fallará antes o después”.

Falso nueve, un buen y entretenido acercamiento al futbol, desde la ficción policiaca, en ausencia de futbol.

 

 

* * *

Philip Kerr, Falso nueve, Traducción García de Isusi, RBA, Barcelona, 2020, 362 pp.

* @mauflos

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_438

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ