Miscelánea ¡Trump, el desquiciado gendarme del mundo!

Miscelánea ¡Trump, el desquiciado gendarme del mundo!

“Trump: designaré como terroristas a cárteles mexicanos”. Cabecea “La Jornada” en primera plana el miércoles 27 de noviembre del actual.

“Es una medida que evalúo desde hace meses”. “Sigue en pie mi oferta a AMLO para entrar a su país y limpiarlo todo”. “La Jornada” a pié de página.

“Procurador de EU viene por el tema de narcoterrorismo” “La Jornada” 30 de nov. 19.

Trump busca a toda costa que el Senado norteamericano califique a los grupos de delincuencia organizada como terroristas y en consecuencia a sus acciones como terrorismo.

Y, ¿Cuáles podrían ser las consecuencias de un “simple calificativo” como el que pretende el desquiciado y sedicente gendarme?

Según la legislación norteamericana podría Trump disponer del Ejército para traspasar la frontera norte de México y “buscar y perseguir a los grupos de delincuencia que operan en nuestro país y que para los EEUU serían, no simples delincuentes, sino terroristas.

Se cumpliría la estrategia que deriva de la llamada Teoría de la Seguridad Nacional. Pretexto para toda clase de invasión.

En entregas anteriores ya hemos hablado de la Teoría de la Seguridad Nacional. Hoy, ante las amenazas de Trump, vale la pena recordar el contenido, la historia y las consecuencias en la aplicación de ésta.

“Traída a Latinoamérica desde la guerra de Argelia, expuesta por autores franceses, por militares norteamericanos y por autores latinoamericanos, la llamada ideología de la seguridad nacional no llega a ser tal… Se trata de una tesis que… resalta la tensión “este-oeste” y afirma que se está desarrollando una guerra entre el comunismo y el mundo no comunista, por lo cual hay que instrumentar todo al servicio de esa guerra hasta aniquilar al comunismo”. Manual de Derecho Penal. Eugenio Raúl Zaaffaroni P. 312.

La teoría se ha aplicado en diversos países: Corea, Vietnam, Siria y en general el oriente medio.

La ideología de la Seguridad Nacional ha variado un poco para combatir, ahora no al comunismo, sino a todo acto de terrorismo “en cualquier país del mundo.” Cuando menos ese es ahora el pretexto para la intervención. El fondo es la absorción de los recursos naturales con que cuentan los países: México y Venezuela su petróleo y Bolivia su litio.

El caso de Cuba es paradigmático. La intervención comenzó para “evitar que ese país cayera en las garras del comunismo”. Hoy continúa el criminal bloqueo como simple muestra del poderío de los Estados Unidos y como necedad ante una guerra que ha perdido, como le ocurrió en Vietnam.

La teoría de la Seguridad Nacional, “se vale de argumentos que nadie sabe bien de donde provienen, pero que podemos identificar sin mucho esfuerzo: …el delito común hay que castigarlo severamente, porque es necesario reforzar al máximo el frente interno (argumentos de Durkheim). El delincuente común es enemigo interno, del mismo modo que el soldado extranjero es el enemigo exterior en la guerra (argumento de Garófalo). En cualquier caso hay que retribuir el mal del delito, haya o no necesidad o peligrosidad, porque es necesario por sí mismo (argumento Kantiano o absoluto)” Op. Cit. P. 313.

La perversidad del gobierno imperial es clara: Aquel país al que los Estados Unidos le han puesto la mira para obtener algún provecho económico, o se desquicia con motivo de rompimiento del orden interno o es desquiciado por los Estados Unidos.

Creado el caos, viene la intervención: El “apoyo” con algún “Plan Mérida” con diferente nombre en otros países, luego la penetración, el arreglo y finalmente el cobro por los servicios prestados.

México inició su calvario delincuencial en los años del final del gobierno de Fox y a toda fuerza en el de Calderón para afianzar en el de Peña.

Período de preparación: Al final del gobierno de Fox, Estados Unidos ¿contrata?, ¿acuerda?, con un grupo de élite del Ejército mexicano su ingreso a la Escuela de las Américas para ser capacitado en tareas de contrainsurgencia o paramilitar. Este grupo que se hicieron llamar “Los Zetas”, regresaron al país, adiestrados y con armas de asalto.

Consolidación: Felipe Calderón firma el Plan Mérida que entre otras cosas: autoriza la entrada a México de más armamento de asalto (la operación Rápido y Furioso fue parte y permitió el ingreso de más de 200 mil armas de asalto, así como los Barret 50, usados en el problema reciente de Sinaloa por la delincuencia para atemorizar a la población).

El ingreso de personal de la CIA y presencia libre en todo el país, fue parte de los acuerdos.

Y miles de dólares que como “ayuda” recibió Calderón y que debiera rendir cuentas al Congreso.

Ocurren los hechos de Sinaloa, luego los de la región Chihuahua-Sonora y viene la “oferta de ayuda” por parte de Trump.

“No se permitirá el tránsito de extranjeros armados: AMLO.” Cabecea “La Jornada” el 30 de noviembre pasado.

¡Cual debe ser Presidente! Falta frenar los actos perversos del gobierno de los Estados Unidos, entre ellos la entrada de armas de asalto que hoy representa el 70 % de las que están en nuestro país.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ