El 29 de octubre se registró primera muerte en México por el uso de cigarrillos electrónicos

El 29 de octubre se registró primera muerte en México por el uso de cigarrillos electrónicos
Juan Arturo Sabines Torres, director de la Oficina Nacional para el Control del Tabaco de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic) ■ foto: alejandro ortega neri

■ Un joven de 18 años ingresó a un hospital de San Luis Potosí con neumonía atípica

■ Falleció luego de casi 15 días de convalecencia; la Secretaría de Salud federal ha emitido ya un aviso epidemiológico

 

El pasado 29 de octubre se registró la primera muerte en México por el uso de cigarrillos electrónicos o vaporizadores. Un joven de 18 años que ingresó al hospital con una neumonía atípica falleció luego de casi 15 días de convalecencia en San Luis Potosí y su muerte ha encendido las alertas en el territorio nacional, tanto que la Secretaría de Salud federal ha emitido ya un aviso epidemiológico debido a las neumonías que provoca el dispositivo.

Juan Arturo Sabines Torres, director de la Oficina Nacional para el Control del Tabaco de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), explicó que los riesgos que representan estos productos que ingresan al organismo a través de la aspiración o inhalación, en términos generales, es que generan enfermedades en su mayoría respiratorias que pueden llevar a la muerte.

De acuerdo con el especialista, se ha detectado que en un corto periodo puede colapsar la salud pulmonar de los usuarios de estos dispositivos electrónicos, pues según testimonios médicos, se han encontrado pulmones característicos de una persona de 70 años pero en jóvenes de tan sólo 15 años de edad. Y es que los riesgos son inminentes porque la cantidad de nicotina que muchos dispositivos integran significa un alcaloide muy poderoso y de los más adictivos del mercado que afectan de manera más rápida el organismo de los menores de edad.

Esto, según Sabines Torres, hará que con una mayor rapidez se llegue a la dependencia a la nicotina, lo que eventualmente lo llevará a transitar al consumo de cigarros convencionales que son, en principio, más económicos y más fáciles de obtener que un cigarro electrónico.

La alerta que ha emitido el Gobierno Federal, explicó el especialista, es para todos aquellos que identifiquen un problema relacionado con este uso y puedan denunciarlo o reportarlo a la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud.

Sin embargo, dijo, la alerta está dirigida fundamentalmente a los hospitales y centros de salud privados, ya que el consumo de estos vaporizadores se asocia mucho al poder adquisitivo, pues no son tan accesibles como un tabaco convencional y quienes los utilizan y desarrollan la enfermedad se atienden en hospitales privados, y aunque la alerta va para toda la red sanitaria, se está poniendo énfasis en este sector.

Con respecto al primer caso de muerte y enfermedad ocurrida en San Luis Potosí, el funcionario señaló que se tiene conocimiento, por parte de la Dirección Nacional de Epidemiología, que hay más casos pero aún no ha llegado el reporte todavía, lo que debe llevar a las autoridades a responder de manera inmediata alertando a la población sobre los riesgos inminentes asociados al uso de estos productos que emulan el repertorio conductual de fumar, y que quienes los usan con frecuencia, sepan que están predispuestos a ese tipo de riesgos.

Se ha detectado además que puede haber vapeo de sustancias psicoactivas que llevan a una nueva moda de consumir drogas a través de estos dispositivos, que sería otro de los riesgos más importantes a tomar en cuenta para poder emitir la información al respecto. Por tal motivo, la Conadic hace un llamado a los jóvenes a que se informen primero y que sepan que es “mentira” que estos cigarros son 95 por ciento menos dañinos que los convencionales.

Ante tal panorama, aseveró Sabines Torres, correspondería al Poder Legislativo elaborar una propuesta para que los especialistas la analicen y saber cuál pudiera ser la ruta para una posible legislación en la materia. No obstante, lo ocurrido ya en San Luis y el riesgo que significa, obliga al legislativo a que con mayor prontitud acelere y vea si se va a regular o si te tiene qué legislar y en qué sentido iría dicha legislación.

“Nosotros lo que proponemos es que sea al más alto nivel y como propone la OMS, que sea muy similar al control de tabaco. Estamos hablando de restricción de consumo en espacios cerrados, prohibición total de publicidad y patrocinio, y advertencias sanitarias. El reto es que realmente podamos hacer una legislación que sea del más alto nivel y que priorice más que intereses comerciales, los intereses de la salud pública”.

Por el momento, informó que ya se trabaja en campañas de prevención y se están diseñando materiales de apoyo para que el próximo año se tengan elementos para que toda la red de especialistas en salud mental y adicciones tengan herramientas, y puedan hacer acciones de prevención, orientación y sensibilización al respecto, con evidencias científicas.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ