El éxito de Cuarón y Yalitza debe alentar la lucha contra el racismo

El éxito de Cuarón y Yalitza debe alentar la lucha contra el racismo

Es un lugar común señalar que México es un país con gente noble y solidaria, afortunada de tener una gran riqueza natural, cultural y gastronómica, que es heredero de una gran y larga historia producto de la mezcla de dos mundos desde hace siglos. También es el país con más hablantes de español del mundo, pero esa es justamente la lengua que han usado muchos mexicanos en los últimos meses para intentar denigrar a su protagonista, Yalitza Aparicio, la primera mujer indígena en la historia en ser nominada al Oscar a la mejor actriz. La película Roma de Alfonso Cuarón no es solamente “un homenaje a las mujeres de su vida”, como la ha descrito, sino que ha logrado ir más allá de eso: ha dejado ver una serie de críticas clasistas y racistas en torno a su protagonista.

Aunque muchos han expresado orgullo por el éxito de la oaxaqueña, Twitter y Facebook se llenaron de comentarios negativos por sus orígenes indígenas. Yalitza ha tenido que luchar contra la misoginia y discriminación, que no sólo se ha quedado en las redes sociales, pues incluso otros actores han expresado su desacuerdo con el hecho de que la mujer, que no contaba con una preparación como actriz, obtuviera ese papel.

Yalitza Aparicio no tenía intención de hacer el casting, estaba simplemente acompañando a su hermana. Pero el destino la puso frente a la cámara y esta mexicana de origen indígena, que recién se había graduado de maestra, se convirtió en la estrella de la más reciente producción de Alfonso Cuarón, que ganó el León de Oro de Venecia, dos Globos de Oro, fue nominada a 10 Premios Oscar y ganó tres de ellos: mejor fotografía, mejor política extranjera y mejor director.

Francisco Peredo Castro, doctor en Historia por UNAM, dijo que México es un pueblo mestizo que “ha sido excluyente, racista y clasista con las comunidades indígenas”. Explicó que la película de Cuarón habla de un país que es necesario rescatar para las próximas generaciones, uno con memoria tanto de los hechos históricos que han formado el país, como el reconocimiento a la población indígena que ha sido discriminada por tantos años. El propio Cuarón subrayó que México es racista y clasista. “Nos cuesta mucho trabajo culturalmente, no digo individualmente…, aceptar ese enorme problema que es el racismo en este país. El director señaló que una parte de la clase media mexicana argumenta que México no es racista, es clasista, “como si este comentario justificara lo otro, como si ser clasista no estuviera tan mal. Cuando es tan espantoso como el racismo. Lo peor es que las dos cosas están conectadas en este país”.

De cualquier maner, el éxito que ha conseguido la película y la joven debutante, con su nominación al Oscar de mejor actríz, es muy importante para las comunidades, que se sienten representadas. Hoy, Yalitza es muy importante porque representa a una persona común y corriente que se crió en una comunidad. Verla en un estrado o portadas de revistas está teniendo un impacto positivo porque cambia los estereotipos y nos dice que diferentes perfiles pueden lograr muchas cosas.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ