Díficil de alcanzar, la autosuficencia alimentaria: Pedro Zesati del Villar

Díficil de alcanzar, la autosuficencia alimentaria: Pedro Zesati del Villar
Es incongruente, lamentó el académico, que México sea un país de obesos y desnutridos a la vez foto: la jornada zacatecas

Necesario, afirma docente, que se produzcan alimentos sanos fuera de todo procesamiento

Se le ha cambiado la dieta al mexicano, la que tiene hoy es más similar a la estadounidense

 

La autosuficiencia alimentaria es un mito difícil de alcanzar, pero procurar no depender de nadie es una búsqueda sana, aseveró Pedro Zesati del Villar, director de la Unidad Académica de Agronomía de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), quien además aseguró que para lograrlo es necesario que el campo volteé hacia atrás y produzca alimentos sanos fuera de todo procesamiento.
El abandono del campo por parte del Estado ha provocado que alcanzar la autosuficiencia sea cada vez más complicado. Políticas del pasado como el TLC llevaron a un rezago al campo nacional además de la migración hacia Estados Unidos y las grandes ciudades mexicanas. El campo es viejo, dijo el académico, el promedio de edad de quien lo trabaja es de 55 años, y para algunos ya no es costeable porque no tienen crédito, “para el banco el campo no existe”, sentenció.
Zesati del Villar informó que en México existen 5 millones 300 mil unidades de producción, sin embargo, más de la mitad de esas unidades son de menos de 10 hectáreas, incluso hay agricultores que tienen solamente una hectárea, lo que significa que no están en condición de competir o de entrar en la globalización.
Además, dio a conocer el investigador universitario, el precio del frijol se ha mantenido igual en los últimos quince años y el estado sigue sin aportar, mejor “anda viendo en otro lado si hay cadenas para meterse en el mercado global”, lo que está provocando también que México se esté convirtiendo en una país de obesos y diabéticos, pues se invierte en comida chatarra cuando el campo puede producir comida sana.
Resulta incongruente, lamentó el académico, que México sea un país de obesos y desnutridos a la vez. No hay soberanía alimentaria, dijo, y se está comiendo comida chatarra. Para Zesati se le ha cambiado la dieta al mexicano, la que tiene hoy es más similar a la estadounidense pues hasta las empresas que producen comida mexicana son extranjeras, aseveró.
En Zacatecas, detalló, hay 125 mil agricultores, de los cuales la mayoría tienen menos de 10 hectáreas y los que tienen más, dijo, son los únicos que reciben el apoyo del estado. Por eso, las posibilidades de que Zacatecas se inserte en el proceso de la autosuficiencia son pocas, aunque sí contribuye, aclaró, pues es el primer estado productor de frijol “pero resulta que ya nadie lo consume, prefieren las Maruchan o las papitas. La media del consumo per capita de frijol en México va descendiendo porque llegaron productos sustitutos”, advirtió el investigador.
De ahí que la agricultura de Zacatecas no tenga posibilidades frente al contexto de la globalización, reflexionó Zesati, pues además es un estado que tiene déficit de agua, su precipitación es muy baja, tiene pocos escurrideros y pocos almacenamientos. De los cultivos zacatecanos dentro de la globalización, explicó, es la cebada que tiene su motivo por la cerveza, sin embargo, las empresas cerveceras les imponen normas de calidad a los productores y no todos las cumplen.
Otros cultivos zacatecanos que pueden engarzarse en la globalización son también el tomate y el pepino, pero las cantidades son pequeñas y altos los costos y no todos los productores tienen la capacidad de financiarlos porque no hay créditos, prácticamente, reiteró, para el banco el campo mexicano es inexistente, son pocos los agricultores que tienen la capacidad.
Los becerros de los agostaderos zacatecanos son también un producto importante que puede ingresar en el contexto de la globalización de acuerdo con el investigador, sin embargo, dijo, en los últimos años la tendencia ha ido a la baja, pues ya no se exporta por año los 50 mil becerros que algún tiempo se lograron, y esto se debe a que las condiciones climáticas cada vez son más difíciles, pues el año es seco e impacta en la ganadería extensiva.
Pero ante este panorama hay productos con tendencia creciente para la importación, como el maíz amarillo que se utiliza para el ganado lechero y de carne, así como el trigo y la soya, aunque el principal producto de importación es la cerveza, reiteró. Finalmente el académico sentenció que la autosuficiencia ningún país la tiene pero al menos generan condiciones y no tienen a sus agricultores en la miseria.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ