Complejidad y posibilidad

Complejidad y posibilidad

En este fin de año, se suscitan tantos problemas en las universidades públicas, en el país y Estado, al grado, incluso, de cuestionarse la viabilidad universitaria como opción educativa o intentar generar un ambiente “oficioso” para proceder a su exclusión financiera, condición básica para anularlas y ya sin recursos, cancelar la opción educativa y social que representan para que la gente de escasos recursos y sus hijos puedan acudir, ingresar y educarse en una universidad pública. Mala óptica, malos recursos políticos, al acercarse el final del sexenio, de Peña Nieto; quien, durante el mismo, ojalá se haya acercado a más letras que las de su desangelado inicio.

Más letrado o no, hoy, desde la cúspide presidencial, a meses de terminar su sexenio, la pregunta sería, si destapado a su momento el candidato presidencial del PRI, quedara rebasado el “aspirante”, Nuño Mayer, por otro (?), en la carrera pro presidencialista y en pleno cierre de año, ¿qué futuro inmediato y mediato esperaría a las universidades públicas, con un “perdedor”? ¿Lo salvará la disciplina? ¿Continuaría en el puesto? Por supuesto, la cultura del PRI, da para eso y más pronto que tarde, se verá a la mano presidencial, otorgar un sitio para resistir la frustración y bien puede ser el mismo que hoy tiene, o se verá que nueva ubicación obtiene y se le otorga, en compensación provisional o si conserva la misma de hoy.

Pero mientras ese personaje, aspirante presidencialista, al parecer, hoy rezagado, siga ahí, en educación, SEP, con qué políticas, con qué acciones últimas presionará para intentar (re)cobrar notoriedad o cuando menos repetir en el puesto, otra opción, como premio de consolación, aunque inédita. O antes de irse, ¿será cabeza de turco para golpear a la educación y desbaratar a las universidades públicas? Por lo pronto, en lo que resta al sexenio de Peña Nieto, ¿guardará la expectativa, (íntima, arraigada y última) de ser nombrado, en el siguiente, cuando menos, director de la policía nacional o maestro de francés, de la policía que tanto usaba durante sus rudas “lecciones” al magisterio rejego.

Si ganara el PRI la Presidencia de la República, con el respaldo continuado del CMHN, tan poderoso sindicato patronal, ¿le buscará algo mejor a Bruno? Su edad y preparación le permiten aspirar a futuros.

El reverso de la medalla, sin bravatas, ni aspavientos, “El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, calificó de inaceptables las simulaciones, desvíos y asignaciones indebidas que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó en algunas universidades.”

“El deber de esas instituciones es usar de manera escrupulosa y transparente los recursos que la sociedad les otorga, subrayó al participar en la reunión por el XXXVIII aniversario de la Asociación Autónoma del Personal Académico de la UNAM (AAPAUNAM), en la Casa Club del Académico.

Los responsables deben rendir cuentas de sus acciones y responder por sus actos, pero las instituciones de educación superior no pueden ni deben ser castigadas todas por el indebido actuar, en algunos casos, de un puñado de autoridades o administradores irresponsables”, puntualizó, luego de señalar que existen universidades públicas en riesgo de subsistencia para 2018, debido a que presentan desequilibrios presupuestales.

Es indispensable, dijo, que existan fondos de contingencia para salvaguardar la función de esas instituciones, necesarias para el futuro y la paz social de la nación.

“Estas situaciones de potencial quiebra financiera en algunas instituciones de educación superior tienen orígenes diversos que van desde el flujo tardío e insuficiente de recursos estatales o mala planeación financiera, hasta acuerdos laborales indebidos que han impedido las reformas estructurales necesarias para el ejercicio presupuestal adecuado.

“Cualquiera que sea el caso, las universidades deben ser apoyadas para que puedan resolver en forma definitiva las carencias financieras a las que están sujetas”, recalcó Graue Wiechers.

También expuso: hay congresos locales que han propuesto modificar la Ley Orgánica de alguna universidad pública con la pretensión de que su contraloría sea desligada de la administración universitaria e impuesta desde el poder local. “Lo anterior es una flagrante violación a la autonomía universitaria y a la Constitución y debe ser rechazada enérgicamente. La autonomía lleva implícita la autogestión. Sólo así se pueden entender la libertad de cátedra y la autodeterminación del rumbo de nuestros quehaceres”, aseveró.

Las contralorías y los órganos internos de control universitarios, prosiguió Graue, deben estar desligados de los intereses de la administración y electos por cuerpos colegiados para así poder cumplir, cabalmente y sin suspicacias, su importante labor.

He aquí, un liderazgo universitario, académico y político, consistente, capaz de ayudar, con su experiencia, a estabilizar a universidades públicas con problemas económicos y políticos, como la UAZ. A su vez, la Federación tiene la obligación de apoyar a la UAZ con la entrega de los recursos normales a que tiene derecho, sin menoscabo de reconocer su adeudo  y convocar a generar opciones “complejas, variadas y novedosas” para resolverlo.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ