Clase política ignora el impacto de permitir a mineras despojar a comunidades de sus recursos naturales

Clase política ignora el impacto de permitir a mineras  despojar a comunidades de sus recursos naturales
El investigador refiere que el ecosistema semiárido es vulnerable y más aún si se presenta una alteración tan grave de uno de sus componentes esenciales como lo es el agua, pues se pone en riesgo la vida humana, agrícola, etcétera ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

■ Cuestiona el discurso de la generación de empleos por la actividad minera

■ En México y el mundo hay ejemplos donde el uso excesivo de agua deriva en páramos, abandono, migraciones y problemas ambientales, advierte el académico Oscar Pérez Veyna

Los gobernantes e integrantes de la clase política desconocen e ignoran el impacto que tienen sus decisiones al permitir que empresas mineras como Peñasquito despojen a las comunidades de sus recursos naturales, opinó Oscar Pérez Veyna, investigador de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

En México y el mundo, dijo, hay ejemplos donde el uso excesivo de agua deriva en páramos, abandono, migraciones y problemas ambientales, por lo que el hecho de que Peñasquito consuma en un año la misma cantidad de líquido que la ocupada por todos los habitantes de Mazapil en 50 años, obliga a los gobernantes “a estar más enterados de lo que sus decisiones implican en términos de la sostenibilidad de los ecosistemas”.

Esa situación “es preocupante porque quienes intervienen en los procesos de concesión de uso de agua, ahora están frente a una dificultad severa al ratificarse los Objetivos del Desarrollo Sostenible”.

Cuestionó que el discurso de la generación de empleos que se genera por la actividad minera sea utilizado para auspiciar la explotación de los recursos naturales, a pesar de que ello pone en riesgo la sostenibilidad del medio ambiente.

Pérez Veyna expuso que el ecosistema semiárido es vulnerable y más aún si se presenta una alteración tan grave de uno de sus componentes esenciales como lo es el agua, pues con ello se pone en riesgo la vida humana, agrícola, etcétera.

“¿Qué hay aquí? Creo que hay responsabilidad de quienes han facilitado que se haga ese uso tan desmedido del recurso. ¿Qué puede arreglar estas cosas? Debemos generar cultura entre los funcionarios que, todo mundo conocemos, llegan a esos cargo sin saber lo que implica su posición dentro de una estructura de gobierno”, indicó.

En ese sentido, manifestó la necesidad de exigir perfiles más idóneos para ocupar esos cargos, sobre todo cuando se trata de manejar, administrar, subvencionar o concesionar recursos que tienen que ver con los ecosistemas.

Desde su punto de vista, el problema en México es que se ha rezagado de las discusiones en el mundo en las que se habla sobre la vulnerabilidad de los ecosistemas, es decir, “siempre llegamos tarde a estas cosas y cuando nos damos cuenta los daños están hechos, como ocurrió en Noria de Ángeles”.

Pérez Veyna señaló la necesidad que, en el momento en que lleguen empresas mineras “con la mano abierta, ofreciendo generar empleos, hay que entender que del otro lado de la mano hay consecuencias que no necesariamente son inocuas, sino extremadamente lesivas, en este caso del ecosistema tan sensible como el árido”.

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ