Arte y conciencia ciudadana

Arte y conciencia ciudadana

#DiálogoEnRedes: Cultura / La Gualdra 243

En últimos tiempos he observado la forma en que la política ha reducido las actividades artísticas a un mero espacio de expresión popular, donde se promueven de manera consciente o no, actitudes violentas en tiempos difíciles. Estas actividades se muestran como un espectáculo que se aleja cada vez más de lo sublime. Como ciudadano y lector, procuro informarme, en cumplimiento de mis obligaciones y en ejercicio de mis derechos; lo anterior me lleva a realizar un análisis respecto a los “proyectos” que para el área de arte y cultura presentan los candidatos a gobernador.

A propósito de lo anterior, me surgen algunas dudas ¿qué proyecto real se propone para fortalecer las diversas manifestaciones artísticas? ¿Qué se requiere? ¿Cuáles son las condiciones para su desarrollo? Con profunda tristeza veo la inexistencia de un plan definido en torno al tema. Mientras algunos de los postulantes ven al arte a modo de negocio, otros lo adjetivan de populista y exponen su “propuesta” a través de un discurso de lugares comunes en las campañas.

Cuando hablan de espacios como las escuelas en educación básica, no veo clara una propuesta que dirija la atención a la formación de alumnos con habilidades y destrezas a desarrollar a través del arte y su aprovechamiento en otros ámbitos. Las escuelas públicas carecen de una educación artística eficiente que sirva como base en el desarrollo humano; se cuenta con un programa, sin embargo, no existen los medios suficientes y ni el perfil docente idóneo en esa área para ejecutarlo. Hoy, todos los espacios, demandan la profesionalización que propicie un acceso al arte por derecho.

Son imprescindibles el fomento, desarrollo y proyección de acciones que consideren a la educación artística como elemento de aprendizaje para que favorezca el entorno. Todos merecemos personal especializado que introduzca a la exploración de motive la creatividad; que dé continuidad y permanencia a los talleres, conferencias, visitas a museos, cine ambulante, etc., como parte de un proyecto integral. Consolidar un proyecto en lo artístico implica la inversión y puesta en práctica de un plan que rehabilite y acondicione espacios físicos dentro y fuera de las instituciones. Las manifestaciones artísticas merecen más atención de las administraciones, eso es un hecho.

En cuanto al perfil de la persona que ha de dirigir el Instituto de Cultura debo decir que se requiere de un dirigente no sólo administrativo y gestor, sino con conocimiento de las artes, historia, con sensibilidad y amor al oficio; debe tener la capacidad de generar medios, espacios e ideas que pongan en relieve a la cultura y las artes como prioridad; y que la política le interese sólo como un medio para fortalecer, servir y mejorar.

Merecemos y necesitamos un liderazgo cultural que dé cuenta a través de sus acciones, de la importancia de la cultura y el arte en el desarrollo del individuo. Que de ello emane la consciencia ciudadana en beneficio de una mejor sociedad.

 

*Maestro de educación básica.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-243

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ