El pluripartidismo y el sistema electoral de mayoría relativa no son compatibles

El pluripartidismo y el sistema electoral de mayoría relativa no son compatibles

Después de que México vivió muchas décadas de autoritarismo disfrazado de un sistema de partido casi único compitiendo con partidos opositores simbólicos, a partir de 1988 inició una nueva etapa caracterizada por el surgimiento y consolidación de un sistema pluripartidista de partidos, en el que la votación que logró el partido más grande en la más reciente elección federal fue de 30%, cada vez más lejos de la mayoría absoluta de votos (50% + 1). Eso significa que si no se permitieran las coaliciones y el sistema sólo admitiera las autoridades electas bajo el principio de mayoría, tendríamos autoridades elegidas por minorías cada vez más pequeñas mientras que el reto de las fuerzas minoritarias serían excluidas de toda representación no obstante que la suma de sus votos fuera muy grande. Para que se entienda mejor el problema que tenemos veamos lo que probablemente ocurrirá en el municipio de la capital del estado en las próximas elecciones de presidente municipal y ayuntamientos.

Para empezar tomemos nota de la cantidad de contendientes para la presidencia: uno de cada coalición registrada, uno de Morena, uno del PT, uno de Movimiento Ciudadano, uno de Encuentro Social y tres independientes, lo que da un total de 9 aspirantes para un sólo cargo disponible. Dada la información disponible en nuestro equipo de redacción se ve altamente probable que 5 o 6 de ellos sean razonablemente competitivos y que dos logren votaciones muy menores. Lo anterior significa que la planilla ganadora ni siquiera llegará a 30% y que varias fuerzas quedarán excluidas hasta de las regidurías de representación proporcional. Si consideramos la situación de los dos diputados que se elegirán bajo el principio de mayoría relativa, lo más probable es que el ganador solo obtenga poco más de 20% de la votación distrital, por lo que si no existieran las listas de representación proporcional, entre 70 y 80% de los electores en esos distritos quedarían sin representación.

Esta circunstancia pone en evidencia la disfuncionalidad de la elección por mayoría relativa en sistemas pluripartidistas, y para ello se han creado distintos arreglos de elección por el principio de representación proporcional, en donde los distintos partidos compiten con listas de candidatos abiertas o cerradas y obtienen tantos cargos en disputa como le correspondan según el porcentaje de votos que logren en la jornada electoral. Es el caso de España, en donde ningún partido logró la mayoría y la minoría más grande (el PP en este caso) tiene la responsabilidad de sumar más de la mitad de los diputados acordando con otras minorías con plataformas parecidas para integrar un gobierno de coalición. Ello implica que ninguna fuerza con representación popular queda excluida ni sobre representada, y el gobierno resultante tiene asegurado el respaldo necesario para su funcionamiento normal. Es necesario recordar que el actual presidente de México sólo obtuvo 36% de la votación y con ese escaso apoyo forzó la aprobación de reformas muy impopulares como la energética. Es necesario revisar de nuevo nuestro sistema electoral.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ