El Templo de las Musas

El Templo de las Musas

Vámonos de feria

Anualmente alrededor del mundo se celebran más de doscientas ferias de arte en donde galerías y artistas

exhiben las últimas tendencias. Algunas de ellas, como la de Basilea, son tan grandes que llegan a tener en tres días a más de noventa mil visitantes y trescientas galerías que muestran obras de alrededor de dos mil artistas de todo el mundo.

Art Basel en Basilea, Suiza, se realiza en el mes de junio de cada año y es la más grande de las ferias y en gran medida ahí es donde se establecen los precios del arte. Los galeristas exhiben obra moderna y contemporánea y fomentan el coleccionismo a través de distintas manifestaciones como lo son: pintura, escultura, instalación, video arte, diseño gráfico, fotografía y performance. Además de la obra artística, esta feria muestra también stands de las últimas publicaciones en cuanto a arte se refiere, así como revistas y otros medios impresos. De igual forma incluye un programa de charlas y conversaciones con los protagonistas del mundo del arte, entre los que destacan artistas, curadores y críticos de arte. Art Basel tiene otras dos sedes, Miami y Hong Kong, por lo que promueve el coleccionismo en tres continentes; sin embargo, la feria europea, que lleva más de treinta años realizándose, es la más famosa.

En el mercado europeo, ARCO es otra opción y este año celebra su 35 edición. Esta feria además de ser una plataforma para los artistas, también lo es para los coleccionistas ya que entre otras actividades, se realizan cursos de coleccionismo que dan cuenta a los interesados de distintos tips y conocimientos para construir una colección. Dichos cursos son online, así que se anticipan y preparan previamente a sus públicos metas. Para 2016 participarán el mismo número de galeristas que los años que cumple dicha feria, su objetivo para esta emisión es ambicioso: “Mostrar una proyección del arte de las próximas décadas”. Las fechas son del 24 al 28 de febrero.

En este sentido, México no es la excepción. El día de ayer concluyó la Feria mexicana Zona Maco México Arte Contemporáneo, la cual se llevó a cabo del 3 al 7 de febrero en el Centro Banamex en la Ciudad de México. Esta feria celebró su décimo tercera emisión, realmente es nueva a comparación del largo camino andado de las otras ferias internacionales. Zona Maco cuenta con varias secciones: arte contemporáneo, fotografía, diseño, antigüedades y arte moderno. Tiene un repertorio de veintidós galeristas de Europa y América, recibe un promedio de veintinueve mil visitantes y presenta el trabajo de más de ciento veinte artistas.

El mercado del arte en nuestro país es aún muy limitado y es un grupo muy reducido de la sociedad el que puede y se interesa por adquirirlo. No necesariamente por los precios altos, porque hay artistas que venden su obra a costos muy accesibles; sino por la falta de públicos, las propuestas que en muchos casos son bastante tristes o mediocres, y las problemáticas socio económicas de nuestro país que colocan a la compra de arte como algo casi innecesario, en una sociedad preocupada en primer lugar por comer y tener mínimas condiciones de seguridad.

Sólo tres de los países latinoamericanos que comparten en conjunto las mismas carencias, pueden darse el lujo de tener este tipo de ferias: Argentina, Colombia y México, siendo esta última la más grande y antigua.

En general, las ferias de arte en los últimos años presentan un problema compartido, una conceptualización extrema del arte. Exhiben en muchos casos objetos cotidianos, que en ocasiones parecen, como dice mi hijo, tomaduras de pelo que cualquiera puede hacer. Ya que son tan minimalistas y abstractas que su discurso creativo se basa en teorías filosóficas que hacen que muchos espectadores se sientan tontos al no entender qué quiso decir el artista (creo que a veces, ni el mismo artista sabe qué quiso decir ya que en ocasiones el concepto de la obra y hasta el título de sus piezas se lo dicta un “especialista”).

Sin embargo, no nos dejemos llevar sólo por lo negativo. Las ferias de arte nos pueden mostrar ya sea las últimas tendencias, o lo que queremos y no queremos saber de este apasionante mundo. Al asomarnos por la ventana del arte contemporáneo, podemos ver el reflejo de nuestra sociedad actual, de cómo se está tejiendo nuestra historia, en ocasiones tan abstracta que es difícil de entender. Los invito a compartir sus ideas y ocurrencias en mi correo electrónico

[email protected]

 

*Curadora.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ