El bardo jerezano y su relación con la literatura Latinoamericana (Tercera de cinco partes)

El bardo jerezano y su relación con la literatura Latinoamericana (Tercera de cinco partes)
  • El Mirador de Heródoto

Corresponde en esta ocasión hablar sobre la obra de El bardo jerezano y su influencia en otros poetas. Sin embargo, es conveniente conocer aunque sea en forma mínima, los autores que influyeron en el mismo López Velarde.

Así pues, abordaremos el tema dividiéndolo en dos líneas: por un lado resaltaremos a los autores que influyeron en López Velarde y, posteriormente, los poetas en los que su obra fue inspiración para su desarrollo en el arte de la escritura.

 

Corriente poética y obra

Para iniciar recordaremos que la corriente poética del siglo 20 a la que pertenece la obra de López Velarde es la parte culminante del modernismo, lo que para otros es el Posmodernismo, cultivada por Leopoldo Lugones, Julio Herrera y Reissig, Alfonsina Storni y Gabriela Mistral, entre los sobresalientes. De la misma manera señalamos que la obra conocida de Ramón López Velarde se difundió en dos etapas: En vida publicó solamente dos libros de poemas: La sangre devota (1916) y Zozobra (1919); después de su muerte se han editado tres volúmenes: uno de poesía, El son del corazón (1932) y dos en prosa:El minutero (1923) y El don de febrero (1952). Mucho se ha comentado sobre varios poemas, artículos y algunos cuentos que se suponen existen en forma dispersa.

 

Influyeron en López Velarde

Phillips y Paz, en relación a la influencia de varios poetas hispanoamericanos en López Velarde, señalan que “la obra de Herrera y Reissig lo estimuló en dos dominios: afinó su sensibilidad y fecundó su fantasía verbal. Los sonetos de Los éxtasis de la montaña, sorprendente desfile de imágenes, deben haberlo impresionado”. Por otra parte, es importante señalar la semejanza entre la obra López Velarde y González de León, misma que es considerada como normal entre los poetas que evolucionan en la misma corriente.

Amado Nervo es de los poetas que más influyeron en la obra de RLV y eso se observa especialmente durante sus años de formación. Alfonso Méndez Plancarte tuvo el mérito de mostrar las huellas de Nervo en la poesía de López Velarde; la célebre línea: «ojos inusitados de sulfato de cobre» aparece antes en Nervo: «unos ojos verdes, color sulfato de cobre». López Velarde transfiguró el verso con la simple substitución de un adjetivo redundante (verdes) por otro que nos advierte de la rara belleza de unos ojos. Así volvió misteriosa una observación banal.

Para profundizar en este apartado recomendamos además las lecturas de José Luis Martínez y Noyola Vázquez.

 

De los influenciados por RLV

En el artículo anterior hablamos de Octavio Paz y Juan José Arreola, ahora incluiremos a otros, en dos vertientes: los que toman a López Velarde como una referencia y los que lo consideran influencia en su obra. De los primeros diremos que para Borges el jerezano es una referencia, un antecedente inmediato de la tradición poética en castellano. Se sabe que el autor de El oro de los tigres, era un estudioso de la obra de RLV y que sabía de memoria La Suave Patria lo que expresa su interés por el poeta zacatecano.

En cambio Jaime Sabines Gutiérrez que es uno de los poetas mexicanos más leídos, precisamente por su trabajo artístico, pese a que se deslinda de cualquier corriente, cosechando un estilo propio; en su obra Horal denota la influencia de López Velarde, Pablo Neruda y otros.

Bernardo Ortiz de Montellano(1899 – 1949). Poeta que se distinguió como forjador de una lírica orientada hacia el posmodernismo, en su obra poética, de la que destacan Avidez, publicada en 1921 y El trompo de los siete colores, en 1925, manifiesta la influencia de López Velarde. También escribió ensayos entre los que sobresale Literatura de la Revolución y Literatura revolucionaria; biografías: Amor y muerte de Amado Nervo, además, Sombra y luz de Ramón López Velarde.

Xavier Villaurrutia nace y fallece en la Ciudad de México en 1903 y 1951. Crítico literario, poeta que, junto a Salvador Novo y Torres Bodet, sentó las bases de la generación de los poetas contemporáneos. En su obra poética y teatral predomina el tema de la muerte. La angustia, la impotencia y la soledad se conjugan en este poeta y dramaturgo surrealista. Sus ejemplos: Reflejos, Nocturnos, Nostalgia de la muerte, Décima muerte. Publicados en 1926, 1933, 1938, 1941, muestran la influencia de López Velarde.

Para concluir señalamos que, como cada año, las actividades en el marco de la conmemoración del natalicio y fallecimiento de Ramón López Velarde se llevaron a cabo. Nuestro reconocimiento a una de las sobresalientes: La lectura de la obra del poeta, coordinada por la Unidad Académica de Letras de la UAZ, de alta significancia, sobre todo por el número de asistentes. Felicitándoles, les motivamos a promover estos actos durante todo el año y en otros foros, sobre todo los infantiles. ■

Así se ve el mundo desde el Mirador de Heródoto.

 

*Cronista de la UAZ

[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ