Empréstitos

Empréstitos

Con una férrea oposición y con el voto de la mayoría del congreso fueron aprobados en la pasada sesión del viernes 20 del mes en curso en la 61 legislatura, los empréstitos por 150 y 180 millones de pesos para los ayuntamientos de Zacatecas y Guadalupe, bajo la advertencia de que no deberán volver a endeudarse con el Instituto Mexicano del Seguro Social.

La oposición a la aprobación para la contratación de créditos en sendos ayuntamientos que reflejan los efectos de una crisis económica que se traduce prácticamente en una parálisis administrativa, forman parte también de la secuela en la aprobación de la minuta de reforma energética que generó una fuerte división en los partidos de oposición, especialmente en el PAN y PRD.

La discusión y aprobación del Presupuesto de Egresos y la Ley de Ingresos 2014 marcó la ruta que seguirá en los próximos meses la 61 legislatura, pero también las relaciones internas de los partidos políticos locales, ante el fortalecimiento mediante acuerdos programáticos entre el PRI, PAN, Verde Ecologista y Nueva Alianza.
Derivado de los acuerdos en la cúpula nacional entre el Revolucionario Institucional y Acción Nacional en la reforma política y en especial en la energética, el blanquiazul en Zacatecas continuará en ese acuerdo explícito, salvo en reformas que no sean de gran calado en la entidad.

El acuerdo entre las dirigencias nacionales consolidó la relación del comité estatal panista con el Ejecutivo del estado, en un escenario que le permita no solo recuperar ayuntamientos o distritos, sino crecer en algunas regiones del estado. Eso es lo que esperan los blanquiazules zacatecanos.

En cambio en la izquierda se observa un nuevo reacomodo en los partidos de la Revolución Democrática y del Trabajo, en donde en las próximas semanas se darán las escisiones que definirán el rumbo de ambos partidos.

En el Partido de la Revolución Democrática por ejemplo, el próximo año se estará renovando la dirigencia estatal, al cumplirse el período estatutario de Gerardo Espinoza Solis, quien ha mantenido la congruencia de una visión progresista e independiente en el estado.

En cambio en el Partido del Trabajo la renovación en Zacatecas estará condicionada a la suerte que corra Andrés Manuel López Obrador y el Movimiento de Regeneración Nacional, puesto que el deterioro en la salud del tabasqueño, mermó el activismo de esta organización que está en proceso de convertirse en partido político.

Pero no solamente es importante delinear la ruta que seguirán los partidos políticos en el actual escenario parlamentario, sino el destino que se le darán a los créditos en los ayuntamientos demandantes, además de la reingeniería administrativa que deberán de iniciar para ofrecer servicios públicos de calidad.

Las 58 presidencias municipales del estado y no solamente las de Zacatecas y Guadalupe, deberán iniciar un proceso de modernización de sus respectivas administraciones, mediante la capacitación de sus recursos humanos, equipamiento y actualización de sus programas digitales, a fin de no solo de proporcionar servicios públicos eficientes, sino incrementar su captación tributaria y mejorar sus servicios.

En este contexto la actualización de la Ley Orgánica Municipal deberá ser una prioridad para que los ediles, puedan tener una herramienta que les permita hacer los cambios y actualización de políticas de reordenamiento municipal, catastro y servicios.

Lamentablemente las presidencias municipales ofrecen en estos momentos más debilidades que fortalezas para gobernar, pues son rebasadas por la fuerza y presencia de los gobiernos estatales en turno, lo que les impide crecer administrativamente y en su infraestructura vial y de servicios a la ciudadanía.

A las presidencias municipales no se les ha dado su “liberación de cartilla” que las convierta en mayores de edad, sino al contrario, se les inhibe su desarrollo y solamente aquellas que gozan del afecto político gubernamental, se les proporcionan las condiciones para el lucimiento mediático.

El otro aspecto que habría que tomar en cuenta en el comportamiento de las presidencias municipales es la rendición de cuentas.

De acuerdo a datos proporcionados por la Auditoría Superior del Estado (ASE) hasta el momento han comparecido 426 ex funcionarios municipales, pero 190 no lo hicieron y faltan por realizarse 114 audiencias para completar 730 del ejercicio fiscal 2010.
Por sus dimensiones las presidencias municipales de Guadalupe, Zacatecas y Fresnillo, son las que más han registrado audiencias ante la ASE.

Sin embargo en los montos resarcitorios de la revisión de las cuentas públicas municipales en el 2011, se generaron 165 millones de pesos, de los cuales se pagaron en efectivo Tres millones 573,282 pesos y en especie se reintegraron 73 millones 188,912 pesos.

Las anteriores cifras contrastan con los 88 millones 308,337 pesos que no han sido solventados y que por lo tanto, tendrán que recuperarse por la vía civil, administrativa o penal, según sea el caso.

Hasta el momento la ASE ha ejecutado 55 fincamientos de responsabilidad administrativa ante la Secretaría de la Función Pública, en tanto existen cinco denuncias penales ante la Procuraduría de Justicia del Estado en el actual período de la ASE.

Es evidente que habrá que reforzar la tan llevada y traída “transparencia” y la rendición de cuentas de quienes manejan recursos públicos en las administraciones municipales, lo cual debería ser un “candado” en la aprobación de créditos que proporcionara la legislatura en turno.
Al tiempo. n

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ