Día internacional de los derechos de la infancia

Día internacional de los derechos de la infancia

Desde la reunión en Monterrey de diversas organizaciones de la sociedad civil, de la que dimos cuenta en el texto Visibilizando las desapariciones forzadas, mencioné que habíamos acordado una agenda común. Una primera actividad, ha sido la de elaborar y dar a conocer una comunicado conjunto con motivo del día sobre los “derechos de la infancia”. En medio de una agenda seguramente cargada con muchas actividades relacionadas con la niñez, (que se cruza, en nuestro país, con una fecha significativa, el día de celebración de la Revolución Mexicana).

Si bien no existe relación causal directa en la fijación de ambas fechas, las remisiones y resonancias entre las mismas, en nuestro imaginario social, son múltiples y complejas. Podríamos quizás sintetizarlas en la idea de que en el actual horizonte histórico, frente a la descomunal crisis multidimensional o civilizatoria, en la que nos adentramos (ecológica, energética, social, militarista, etc.), si se asumiera cabalmente la exigencia de los derechos humanos (y los de la niñez), desembocaríamos –en algún momento- en la realización colectiva de transformaciones social-históricas de gran envergadura. Sin duda, nos encontramos en las encrucijadas de ese laberinto, y no podemos caer en la ingenuidad, o quedarnos “cortos” a la hora de medir las inmensas consecuencias de los cambios que actualmente estamos viviendo. Se trata de una constelación que no podemos elucidar ahora, retomo el hilo central de este texto.

El acuerdo tomado en Monterrey, entre las organizaciones, junto con CADHAC, busca continuar visibilizando el tema de las desapariciones, y las exigencias de verdad y de justicia, enarboladas especialmente por las propias víctimas, en este caso, por los familiares que han perdido a un ser querido y cuyo grito de sufrimiento se logra traducir en una pregunta: ¿DONDE ESTAN?, o en la frase LOS QUEREMOS VIVOS… entre tantas otras manifestaciones de una situación cuyo sufrimiento es indecible.

Siguiendo las efemérides marcadas, el próximo 20, y el 25 (violencia y mujeres), la intención es hacer énfasis en todos -y todas- los niños y niñas, que en México (y en Zacatecas), han sufrido como víctimas de la desaparición (involuntaria o forzada). La idea de dar continuidad al trabajo en torno a este tema, un verdadero flagelo que ha dejado y -por desgracia- sigue dejando, en la medida en que es parte de la “tragedia persistente” en la que vivimos, un tejido social fracturado, roto, marcado con la crueldad inaudita, por esa cifra atroz que gira alrededor de los 30 mil desaparecidos.

Sin afán de dar con el hilo negro, es necesario avanzar en la interpretación de esos trágicos resultados, investigándolos como producto de un “desbocamiento sistémico”, en la medida en que están involucrados una serie de factores, que van desde el afán de lucro, hasta la carrera armamentista, desde el “pico del petróleo” –o el “pico del agua”-, a los desplazados climáticos, epifenómenos -todos- propios de un modelo de desarrollo excluyente y depredador. En suma, estamos ante el desbocamiento de un sistema anómico -donde incluso la mafia- juega un papel cada vez más ominoso.

En medio del “caos sistémico” es fácil “extraviarse”, es indispensable recuperar colectivamente la frónesis, esa capacidad para los antiguos griegos de orientase en la vida y en la historia. Por ello, revisando la literatura publicada sobre el tema de los derechos de la infancia, nos parece fundamental -abogar- por las propuestas de Martha Santos País, representante especial de Violencia contra la Infancia del secretario de las Naciones Unidas, quien ante la lacerante realidad de infancia en México, expresada en las estadísticas: 20 millones de infantes en estado de pobreza y 5 de ellos en pobreza extrema; una realidad donde 50 por ciento de los niños reportan haber sufrido algún tipo de violencia, etc. Además de reconocer avances legislativos y políticos. En un diálogo que sostuvo con la sociedad civil, de acuerdo con REDIM, donde “se señaló la ausencia de información y la preocupación por el impacto de la violencia armada (con relación al crimen organizado) en la vida de niñas y niños. La intención de contar con este espacio de diálogo, fue elaborar un mapeo de la violencia con base en la experiencia de las organizaciones que diera un panorama, de los retos, los datos, los vacíos, las recomendaciones y las buenas prácticas que se realizan en torno a la violencia en el país”. Martha Santos, mencionó que… “se sigue considerando que la violencia se detendrá trabajando sólo al interior mismo (de la escuela), sin contemplar que ésta es un espejo de lo que se vive fuera”.

De ahí la exigencia de un verdadero diagnóstico, propuesta planteada –ya- antes por REDIM, propuesta a las que nos sumamos desde Zacatecanos por la Paz. Por los derechos de los niños y niñas, víctimas de la desaparición forzada o involuntaria.

Ver: http://derechosinfancia.org.mx/index.php?contenido=boletin&id=34&id_opcion=73

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ