Tres universidades privadas carecen de reconocimiento de validez oficial

Tres universidades privadas carecen de reconocimiento de validez oficial

Se trata del Instituto Metropolitano, Universidad Norte de México y la Tolosa: Jacobo de Luna

Bajó la matrícula en las instituciones particulares hasta en 20 por ciento en los últimos años

La deficiente calidad de las instituciones de educación superior privadas en el país y el cumplimiento mínimo a las exigencias de Gobierno federal para otorgarles el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE), es una situación que también se observa en Zacatecas, aunque recientemente solamente tres no han cumplido con estas.

Antonio Jacobo de Luna, subsecretario de Planeación y Apoyos a la Educación de la Secretaría de Educación de Zacatecas (Seduzac), informó que el Instituto Metropolitano, la Universidad Norte de México y la Universidad de Tolosa, son las que han incumplido recientemente con las exigencias para mantener el RVOE, e incluso las últimas dos las han perdido.

No obstante, dijo que todas las instituciones privadas presentan en menor o mayor medida algunas incidencias, por lo que hizo un llamado a los padres de familia a que siempre estén en contacto con la Seduzac y que semestralmente soliciten información de que la institución esté al corriente.

En relación al Instituto Metropolitano, que ofrece carreras afines al área de Ciencias de la Salud, expuso que ha tenido problemas para cumplir con los requerimientos que se exigen para el otorgamiento del reconocimiento de validez oficial, pero pudo alcanzarse un acuerdo con la Comisión Intersecretarial para la Formación de Recursos Humanos en Salud para dar viabilidad a sus programas y evitar que se afectara a sus estudiantes.

Sin embargo, hubo un periodo en el que sus programas de Enfermería y Radiología no tenían la autorización de esa comisión, además que en varias ocasiones se cambiaron de domicilio y no lo notificaron.

Jacobo de Luna comentó que la situación con esa institución se puso ríspida, al grado que esta entabló una demanda contra la Seduzac, pero a final de cuentas fue la secretaría la que ganó el proceso legal acreditando todas las incidencias.

La Universidad de Tolosa, indicó el subsecretario, es otro caso que enfrentó problemas similares hace algunos meses pero se resolvieron en común acuerdo para que pudiera cerrar cuando su última generación, que ha iniciado su último ciclo escolar, concluya el programa académico.

Recordó que ante esa universidad tuvo muchas incidencias que tuvieron como consecuencia la pérdida de su RVOE, entre ellas el abandono del inmueble que ocupaba en el Centro Histórico con la intención de mudarse a Ojocaliente.

El acuerdo en ese caso fue que la universidad prestara sus servicios en las instalaciones de la Escuela Estatal y Restauración, en Plaza Bicentenario, para que pudiera concluir actividades académicas con su última generación de alumnos antes de cerrar.

“Ellos querían cambiarse a Ojocaliente, pero eso implicaba poner en riesgo la vida de los muchachos porque les iban a poner transporte y entonces los pondrían en riesgo alto de viajar todos los días a ese municipio, donde la dueña pretendía abrir un espacio. Sin embargo, no se le autorizó y se le facilitó las instalaciones de la Escuela de Conservación en el turno matutino”, dijo.

Jacobo de Luna reiteró entonces que el acuerdo con la Universidad de Tolosa fue “concluir con sus generaciones y sanseacabó el asunto, debido al historial que tuvieron y las incidencias en que incurrieron en varios aspectos”.

Al respecto, explicó que las universidades privadas, una vez que cambian de domicilio o que modifican sus programas de estudio deben notificar a la Seduzac y ha habido ocasiones en que no lo hacen e incluso inician a ofertar carreras nuevas sin la autorización correspondiente.

Por último, mencionó el caso de la Universidad Norte de México, y expuso que ésta también perdió el RVOE debido a que incumplió con el requerimiento de contar con instalaciones adecuadas.

Asimismo, las instituciones de educación superior privadas se concentran en Zacatecas, Guadalupe y Fresnillo, y la gran mayoría de la matrícula se concentra en la Universidad Autónoma de Durango, el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, la Universidad Interamericana para el Desarrollo, la Universidad de la Vera-Cruz y la Universidad Autónoma de Fresnillo.

Disminuyó la matrícula para
universidades privadas

Domingo Cervantes Barragán, docente investigador en el programa de maestría en Docencia y Procesos Institucionales de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), informó que la matrícula en las instituciones de educación superior privadas se han reducido en el estado 20 por ciento en los últimos años, ello debido a la situación económica pero también a la falta de calidad en sus programas.

Además, dijo que “la expectativa de que los títulos balines permitieran el acceso a puestos de trabajo bien remunerados es otra mentira más del neoliberalismo porque Zacatecas no tiene mercado laboral para estos, y por muy caros, no van a redituar”.

El problema de la calidad educativa en las instituciones privadas, afirmó, reside en que las autoridades no han suscrito responsabilidades y compromisos para poner orden a la proliferación de esas universidades, ya que la anuencia de la Secretaría de Educación (Seduzac) en sus diferentes administraciones ha permitido mercantilizar la educación.

Las autoridades educativas en Zacatecas “facilitaron cédulas, permisos y todas las condiciones para que hicieran del estado un campo libre de competencias para este fraude académico, porque esa gente que invirtió en esos títulos va a tener dificultades para recuperar la inversión”, indicó Cervantes Barragán.

Para la incorporación de esas instituciones al sistema educativo, explicó, debe haber un equipo oficial que revise contenidos curriculares, el modelo educativo, las condiciones infraestructurales, y con base en ello otorgar los permisos. Por el contrario, “con la mano en la cintura y temo que con un poco de corrupción, varias instituciones obtuvieron esos permisos para pasar por alto esa revisión”.

Es decir, la secretaría no exige ningún criterio o exigencia de contenidos curriculares ni de las condiciones materiales de esas instituciones y por ello “hay universidades funcionando como si fuesen libres y autónomas para hacer de la educación un negocio”.

Así, durante mucho tiempo, muchas empresas e instituciones han lucrado con la educación, mientras que en México, las únicas con calidad académica son el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), la Universidad Iberoamericana y la Anáhuac, según informó.

Por último, Cervantes Barragán expuso que una característica en las universidades privadas, es la facilidad que ofertan para la titulación, lo cual no exige un mayor esfuerzo para sus estudiantes, desvalorando con ello aun más su nivel de formación y su calidad académica.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ