La muerte no tiene permiso… de publicarse

La muerte no tiene permiso… de publicarse

El domingo fuimos noticia. Acaparó Zacatecas la portada del periódico La Jornada, y apareció en notas destacadas de otros medios nacionales. No fue el Festival del Folclor, ni nuestra afluencia turística o la esperada solución a la huelga de los mineros lo que nos colocó en primera plana. Fue la situación de inseguridad
La nota reportaba enfrentamientos tres días consecutivos en Fresnillo, Jerez y Valparaíso que habían dejado saldo de 46 muertos. Citaban fuentes castrenses de la onceava zona militar y mandos policiacos quienes además advertían que no se hablaría del tema oficialmente por temor a perturbar el ánimo con el que se llevaba a cabo el Festival del Folclor que en aquellos días estaba en su apogeo.

También se reportaba como fuente a AccesoZac, página de Facebook con más de 136 mil seguidores, que según se presume en la nota, sería administrada y alimentada por militares, policías federales y marinos en activo. Desconozco la veracidad de esa información, pero la popularidad del sitio es innegable, en buena medida porque en ocasiones publican fotografías que difícilmente se podrían encontrar en la prensa.
Asimismo se mencionaba que directores de periódicos habían confirmado los hechos basado en la información de sus corresponsales en los municipios, sin embargo también se aclaraba que no habían publicado nada por razones de seguridad.

Pronto el procurador y el gobernador desmintieron la información y afirmaron que sólo (si es que cabe la palabra cuando de muertos se trata) tenían registro de dos personas abatidas por la Policía federal en Pánuco. También afirmaron que a pesar de tener problemas de seguridad como todas las entidades, estábamos por debajo de la media nacional en delitos de alto impacto.

Dicha información contrasta con lo publicado recientemente por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi): que en Zacatecas el número de muertos pasó de 7 por cada cien mil habitantes en 2008, a nueve en 2010. Año en que Miguel Alonso ganó la gubernatura del estado entre otras razones, por el voto de castigo contra el gobierno de Amalia García Medina.

Para 2012, el número de homicidios por cada cien mil habitantes en la entidad llegó a 30. En otros estados, como nuestro vecino Aguascalientes es de cuatro. En esos parámetros superan a Zacatecas en número de fallecimiento solamente Chihuahua y Guerrero (con 77), Sinaloa y Durango (48), Tamaulipas (46), Coahuila (41), Colima (39) y Morelos (36). Luego de haber sido de las entidades más seguras del país, esto no es consuelo. Menos aun cuando haciendo cuentas, en lo que va del gobierno actual el número de homicidios ha aumentado 333 por ciento.

De no ser por el respeto a la vida humana, con estos datos y la percepción permanente de miedo e inseguridad, pasaría a terreno secundario la discusión por los 46 muertos reportados por la prensa el domingo pasado. No podemos saber si existieron o no, pero bien podrían existir mañana, o la semana próxima, o pudieron ya haber ocurrido sin que nadie los reportara.

Los secuestros y enfrentamientos ya no son noticia. Ya nos habituamos a saber de narcomantas y balaceras a través de la voz popular y las redes sociales, más que a través de medios de comunicación y voceros oficiales.

Si la noticia de los cuarenta y seis muertos fue publicada en medios de tan alto prestigio como La Jornada y Proceso, y retomados por medios internacionales como El País a pesar de las cuestionables fuentes que citaba la nota, es porque el silencio oficial ha dado margen a que surjan estas especulaciones, y además a que sean creíbles.

Si dichos medios exponen su prestigio publicando información que se da por válida a pesar de las fuentes anónimas es porque el silencio oficial así lo ha obligado, y también porque la mayoría de los medios de comunicación locales a quien podría resultarle más accesible la información se mantiene en un pacto de mutismo explícito o no, confeso o no. Muchos de ellos padecen amenazas de muerte de grupos delictivos y de boicot publicitario de instancias gubernamentales para no publicar cierta información. No lo digo, lo dicen los periodistas, y por supuesto no me lo dicen a mí, se lo dijeron a Mike O’ Connor del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés) quien lo publicó en febrero de este año en Animal Político (disponible en http://www.animalpolitico.com/2013/02/narcotrafico-ejerce-mas-control-publico-desinformado-cpj/#axzz2bEXtEawP) Ahí, al menos hasta donde me alcanza la memoria, no hubo desmentidos, ni acusaciones de que intentaban dañar al estado. Ahí quedó claro que si queríamos esperar la verdad en voces oficiales, más valía esperar sentado.

@luciamedinas

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ