The invisible man, de Leigh Whannell

The invisible man, de Leigh Whannell
Fotograma de la película 'The invisible man', de Leigh Whannell.

La Gualdra 426 / Cine

 

 

 

Una noche, Cecilia (Elizabeth Moss) huye de casa con ayuda de su hermana Emily (Harriet Dyer), para así poder alejarse del infierno en el que se ha convertido su vida a un lado de su pareja Adrian (Oliver Jackson Cohen), un científico brillante y exitoso, pero también un novio abusivo y maltratador. Tiempo después, Cecilia se entera de que Adrian se ha suicidado, y ve en este acto final una oportunidad para empezar a reconstruir su vida. Luego de dicha noticia y al pasar de los días, ella empieza a notar que una presencia extraña e invisible la sigue a todas partes; mientras que todos a su alrededor la consideran una mujer trastornada con comportamientos paranoicos, Cecilia sigue percibiendo una amenaza cada vez más cercana que la comienza a atacar.

Con The invisible man (2019) el director Leigh Whannell (Upgrade) demuestra que en el cine no importa qué tan inverosímil pueda resultar una premisa, en tanto sea desarrollada con ingenio y creatividad. También recuerda que el terror más interesante es aquel que representa miedos reales, en los que como espectadores nos veamos reflejados y con los cuales logremos empatizar.

Esta nueva adaptación del clásico personaje creado por H.G. Wells resulta ser una producción de terror de buena manufactura que se mueve hacia los terrenos del thriller de suspenso. El filme cuenta con movimientos de cámara ágiles y calculados para acrecentar la sensación de peligro inminente en espacios cerrados. Como ejemplo hay varios momentos en los que la cámara se mueve lejos de un personaje hacia un encuadre vacío, y cuyo propósito es resaltar la amenaza que puede o no encontrarse en la nada. Así Whannell logra construir tensión con sutileza en lo que no se logra ver y en el vacío del silencio.

Además de volverse un relato de suspenso insostenible, la cinta es una relevante modernización del personaje que gira en torno a temáticas como el maltrato doméstico, la violencia de género y el acoso. Para ahondar en estas cuestiones, el peso de la historia recae en la increíble actuación de Elizabeth Moss, quien, haciendo una interpretación unipersonal a lo largo de casi toda la película, logra encarnar el temor, la paranoia y la impotencia de una mujer que es perseguida por un enemigo invisible al mismo tiempo que es ignorada por el resto de la sociedad.

Siendo incisiva en su discurso y sin descuidar sus valores como cine de entretenimiento, The invisible man es una prueba clara de que una producción comercial de escala masiva no tiene que estar peleada con el querer narrar una buena historia. Se trata de una película cuyo guion logra desarrollar temas tan relevantes como acordes a lo que ocurre en el mundo actual, y que escudándose en la ficción del cine de género -en este caso, del terror- también logra ofrecer un escape de esa misma realidad.

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_426

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ