La misión de los gobiernos locales en la reactivación económica

La misión de los gobiernos locales en la reactivación económica

Los estudios y formas de planear la economía, en su inmensa mayoría, tienen como supuesto el ‘libre mercado’: un espacio donde coinciden oferentes y demandantes que intercambian productos y servicios dirigidos a la libre elección o preferencia. Así, si un producto con mucha preferencia y con pocas existencias tendrá precios muy por encima de sus costos, y al revés. En ese contexto, el mercado puede invadirse por productos que no sólo tienen un valor de uso (el para qué sirve), sino un valor de signo; por ejemplo, cuando alguien compra un vehículo costoso no está comprando un medio de transporte solamente, sino que al hacerlo, compra un medio de status. Así, se despliega el llamado ‘consumismo’: invasión de productos y servicios por encima de los valores de uso y orientados por valores de signo. Una pluma fuente punta diamante o una bolsa ‘Lacoste’ para mujer elegante, son un valor de signo que no satisfacen una necesidad vital, sino un agregado psicológico. Esos productos pueden alcanzar precios altos en el mercado y cientos de personas pueden depender de su venta.

Pues bien, el asunto es que todos pueden prescindir del consumo de productos-signo, pero nadie puede prescindir de productos o servicios-vitales. Agua, alimentos, vestido, transporte, comunicación, cultura, reproducción del conocimiento y condiciones de vida salubre (junto con las históricas), como es el caso de una vivienda amplia, la electricidad o el Internet. Así las cosas, al Estado le debe interesar no las preferencias de sus habitantes, sino las necesidades vitales. Las necesidades son pocas y finitas, pero los satisfactores para cubrir esas necesidades son infinitos. Con los satisfactores que sean (comunes o novedosos) se debe cubrir la necesidad de alimentación, conocimiento o comunicación. No puede no cubrirse.

El gobierno central (en México lo llamamos ‘federal’) se debe encargar de la economía en su conjunto, por eso se maneja la política monetaria, la balanza de pagos, el nivel salarial y todo eso. Pero en los ámbitos locales no se pueden encargar de la economía en su conjunto, sino se debe elegir qué cosa de la economía será su objeto de intervención. Y sin duda, para los gobiernos locales, que para el caso pueden ser el estatal y los municipales, la preocupación económica deben ser de los productos y servicios vitales.

El objetivo para un gobierno local es que su población tenga acceso a los productos-servicios vitales. Y en un contexto de emergencia, los productos más básicos posibles. Y no importan conceptos de la economía clásica como precios de equilibrio o ventajas comparativa y esas cosas. Sino sólo eso: la reproducción de la vida de las personas en sus formas más básicas. Por ello, los precios deben ser los ‘adecuados’ y no los ‘competitivos’. En suma, se requiere una estrategia de Desarrollo Económico Local con enfoque de Economía Solidaria por parte de los gobiernos locales. Hay esquemas de intervención de los gobiernos locales para que eso ocurra, pero se necesita que deje de ver a sus gobiernos sólo como ventanillas de programas federales y atreverse a ser sujetos económicos de sus territorios. Ojalá que Godezac y los municipios piensen en modelos de Desarrollo Económico Local-solidario para su territorio en esta crisis que inicia.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ