“Le falta al gobierno de AMLO una política de desarrollo y una migratoria”

“Le falta al gobierno de AMLO una política de desarrollo y una migratoria”
En México se trató a los migrantes centroamericanos como delincuentes cuando lo único que están intentando es buscar una vida mejor, indicó el investigador ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

■ Tras amenazas de Trump, México se subordinó a leyes de seguridad de EU: García Zamora

■ Lamentable, la brutalidad con la que la Guardia Nacional reprimió a más de mil migrantes

 

La postura que ha asumido el Gobierno Federal, respecto a las caravanas migrantes provenientes de Centroamérica, evidencia que no hay una política migratoria ni de desarrollo ni de derechos humanos, además que hay subordinación a la política de contención del flujo migratorio de Estados Unidos, afirmó Rodolfo García Zamora, investigador de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacateas (BUAZ).

“No hay una política de Estado sobre desarrollo, migración y derechos humanos. Lo lamentable es que Morena y el gobierno actual nunca tomaron con seriedad la política migratoria y nunca tuvieron la voluntad de conformar un equipo de gente externa en esta problemática”, dijo.

Consideró “patético” que en agosto de 2018 se delegó la responsabilidad de la migración al sacerdote Solalinde, pero las pocas organizaciones sociales vinculadas a dicho fenómeno decidieron retirarse al ver que a pesar de la buena intención, no había la capacidad de articular una propuesta.

Recordó que, al comenzar la administración de Andrés Manuel López Obrador, la postura era que su gobierno sí iba a permitir que los migrantes pudieran transitar por territorio mexicano hasta la frontera norte.

Fue en ese momento cuando comenzaron las amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el sentido de que, si México permitía el libre tránsito de migrantes, se penalizarían las exportaciones del 4 al 25 por ciento.

Después de un mes de iniciada la nueva administración en la presidencia, expuso García Zamora, se presentaron las primeras caravanas migrantes y aún había una actitud de solidaridad e incluso hubo apoyo para que éstas llegaran a la Ciudad de México y en otros estados los gobernadores pagaron autobuses para trasladarlas a la frontera.

Sin embargo, cuando se presentó la amenaza mencionada de Estados Unidos, México se subordinó “sin tener una política seria ni sobre desarrollo ni sobre migración ni sobre derechos humanos”.

Formalmente, la aceptación del gobierno mexicano se suscribió el 7 de junio del año pasado, y entre los aspectos que se aceptaron fueron una política migratoria de control de fronteras y de seguridad nacional impuestas por Estados Unidos.

“Entonces vemos cómo la falta de responsabilidad, la falta de seriedad y la ignorancia del gobierno de López Obrador no tomó con la seriedad debida toda la problemática de las migraciones con antecedentes de Centroamérica de más de 30 años. Se subordinó totalmente a Estados Unidos”, explicó.

El muro que había prometido Donald Trump para frenar la migración, agregó García Zamora, lo está cumpliendo a través del gobierno mexicano que muestra incapacidad para elaborar una política integral de desarrollo, migración y derechos humanos. En contraparte, “todo el país lo han convertido en un enorme muro, a la vez que Estados Unidos logró que su frontera migratoria sea en el Suchiate y que la responsabilidad de frenar la migración sea del gobierno mexicano”.

En ese sentido, calificó como lamentable la brutalidad con la que la Guardia Nacional reprimió a más de mil migrantes, lo que motivó que incluso Porfirio Muñoz Ledo declarara que era inaceptable que la Guardia Nacional hubiera actuado de tal forma contra los migrantes.

“Hay también diputados ignorantes, incluso con responsabilidades en comisiones de Relaciones Exteriores, que intentan justificar lo inaceptable, que un gobierno que se dice progresista utilice la violencia reprimiendo a estas poblaciones pobres y precarizadas, aplicando la subordinación de la consigna de Estados Unidos de detener la migración a costa de lo que sea”, expuso.

También consideró lamentable que a nivel de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Codero emitía un discurso solidario y de apoyo hacia los migrantes, al comienzo del sexenio, ahora tajantemente ha expresado que México no será un territorio de paso para la migración, “como si fueran empleados de Estados Unidos”.

García Zamora manifestó que el Instituto Nacional de Migración se refiere a los migrantes aprehendidos como “asegurados”, lo cual es sólo un eufemismo para no referirse a las personas que fueron detenidas y tratadas como delincuentes “como si lo que estuvieran haciendo fuera un delito, cuando lo único que están intentando es buscar una vida mejor, como lo han hecho millones de mexicanos en el país del norte”.

Opinó entonces que el gobierno de López Obrador tiene dos grandes fracturas: la ausencia de una política de desarrollo económico para el país, y la ausencia de una política migratoria de Estado que tenga como soporte un planteamiento serio de desarrollo económico y de migración.

“No existe ninguna política integral del actual gobierno mexicano, no cuenta con el personal preparado a pesar de que en las organizaciones sociales de todo el país tienen más de 20 años trabajando en propuestas que son reconocidas internacionalmente”.

Si no hay un cambio a fondo en el tema de políticas de desarrollo, más allá de los proyectos neoliberales como el Tren Maya y el Tren Transísmico, aseguró que “esta Cuarta Transformación será un fracaso y cada vez más serán mayores los problemas económicos, sociales y políticos”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ