La igualdad entre los géneros: grandes avances y muchas luchas por venir

La igualdad entre los géneros: grandes avances y muchas luchas por venir

¿Es vigente la lucha por la igualdad de las mujeres? ¡Más que nunca! Si hiciéramos un recorrido imaginario del punto donde empezó la pelea por la igualdad entre los géneros al momento donde supondríamos que el asunto estuviera resuelto, pues es posible que hayamos avanzado un 40 por ciento. Falta mucho por avanzar y también se ha recorrido harto trecho en pocos años. Si tomamos como referente el evento que dio origen a la conmemoración del 8 de marzo, en Nueva York, pues es (desde la mirada histórica) bastante reciente: desde la década de los 50’s. Es la misma década cuando en México se aprueba el derecho ciudadano de las mujeres a elegir gobernantes. Es un momento que supera un dogma que fue asumido como obvio por siglos: “el papel de la mujer en el hogar y la sociedad es natural: servir y obedecer”. En esos años inició el derrumbe de esa creencia y sus instituciones. Al día de hoy el avance es portentoso. Podemos decir que en los últimos 60 años ha cambiado más el mundo de los géneros que en los 2 mil años anteriores.

El pensamiento apocalíptico tiene una verdad: antes de la creación del orden nuevo (Y justo) acontece un cataclismo o derrumbe. Esto es, para que aparezca la verdad (la igualdad entre los géneros) tienen que perecer, destruirse, sucumbir o morir las instituciones sociales que soportan el orden injusto: la familia patriarcal, la separación de roles, la diferencia de salarios, los derechos diferenciados a estudiar, el cuidado de los hijos y la eterna pobreza de tiempo de las mujeres. Orden injusto sostenido por idioteces: “las mujeres nacieron para obedecer”, “a las mujeres les toca el hogar”, “los hombres son los fuertes”, “es natural los papeles que Dios nos dio”.  Pues bien, derrumbar la familia patriarcal pone en actitud de ataque a la jerarquía de la iglesia católica e indigna a Lily Tellez. El símbolo de los derechos radicales de la mujer molesta a la señora Tellez (el “trapo verde”), pero tiene que destruirse ese orden para que nazca el nuevo sol y la tierra nueva, donde las mujeres y los hombres seamos iguales.

Las 120 mujeres que protestaron en Nueva York fueron reprimidas y muchas de ellas asesinadas. Corrió la sangre para conseguir la esperanza. Pero inició una carrera para que ahora estudien, tengan trabajo fuera del hogar y (en muchos casos) mandan sobre varones. O en las comunidades indígenas de Chiapas: sean comandantas. En conclusión: la lucha tiene sentido. La piedra angular de la justica es una verdad que sigue incomodando a los poderes: “todos los seres humanos (todos) somos iguales”. Valemos lo mismo y, por eso, tenemos los mismos derechos. Esta frase que puede ser obvia, desgraciadamente-no-lo-es: la desigualdad es extrema apesta. Mujeres: combatan por la igualdad. ¡Viva la lucha feminista!

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70