Participación ciudadana en serio: hacia una Nueva Ley de Participación Ciudadana para Zacatecas

Participación ciudadana en serio: hacia una Nueva Ley de Participación Ciudadana para Zacatecas

Sí de algo han servido las recientes convocatorias a participar en las consultas populares organizadas por el Gobierno Electo, es para que volvamos a un punto pendiente en nuestra agenda pública: la participación ciudadana en las decisiones públicas (este concepto que es un poco más amplio que el de políticas y que incluye su vertiente sobre las definiciones del poder, aún cuando no se desarrollen en estrategias de gobierno).

Creo que hemos superado ya el viejo dilema sí la democracia participativa debilitaba la versión representativa. Es tiempo de caer en la cuenta de que la complejidad de las sociedades de nuestros tiempos requiere un esfuerzo mayor al del diseño original de nuestros antiguos instrumentos de democracia y que ha llegado el momento de dotar de una identidad permanente, sentido de pertenencia y cercanía a todas nuestras figuras que forman parte del complejo político-jurídico, del Estado liberal, sí es que queremos que éste y sus virtudes permanezcan vigentes.

Lo que sigue pendiente de definir es el modelo de participación al que aspiramos. Las consultas de López Obrador, son más bien herramientas de legitimidad para decisiones ya tomadas y han quedado solo en su vertiente participativa, más no deliberativa. No hemos gozado de los suficientes insumos de información, ni de mecanismos de participación más amplios, potenciados por las nuevas tecnologías de la información. No basta la participación, ya que sí está sólo es de cantidad y no de calidad, podríamos caer en lo que Norberto Bobbio llamó “la tiranía de las mayorías”, un abuso de la democracia mayoritaria, que el propio Michelangelo Bovero ha advertido en su reciente conceptualización de la “plenocracia”.

Por ello mismo es importante que ante este riesgo, el de que la democracia participativa se convierta en una amenaza para los derechos humanos y para la democracia misma como un concepto sustancial, es que debemos avanzar en la concepción de un concepto más ampliado: el de la democracia deliberativa, con vías de participación seria, sustancial y corresponsable para nuestra democracia.

Los recientes acontecimientos en México también dan prueba de ello. La conformación del Sistema Nacional Anticorrupción, nos ha dejado interesantes lecciones sobre la participación ciudadana sustancial, pero también sobre el valor que tiene la visión sistémica en la implementación de políticas de Estado.

Es por esto mismo que sí queremos tomarnos la participación ciudadana en serio, debemos empezar a diseñar nuevas normas que permitan esta opción, pero también instituciones que coadyuven a ella. Todo en un mismo sentido: derechos que gocen de las suficientes garantías para ser más que enunciados aspiracionales.

En este sentido es que la redacción de una Nueva Ley de Participación Ciudadana para el Estado de Zacatecas, debe irse insertando en la agenda pública. Este es un primer apunte al respecto.

Una nueva ley en ese sentido debe considerar la importancia de articular distintos derechos ya vigentes y paradigmas funcionales en otras partes del mundo. Así pues, uno de los primeros mecanismos que debería contener es el de Gobierno Abierto, que conjunta la participación, con el derecho de acceso a la información, como medio de mejora de la toma de decisiones e incidencia ciudadana (Gobierno Abierto, entendido como Estado Abierto, es decir, no solo la rama Ejecutiva, sino también la Legislativa, Judicial, órganos constitucionales autónomos y ayuntamientos -pendiente en Zacatecas). La elaboración de encuestas, a través de procesos que le otorguen confianza a la ciudadanía y al Estado para conocer la opinión de los gobernados sobre determinada asignatura, también debe incluirse. Incentivos para la participación ciudadana no solo en el territorio mexicano, sino también para la inclusión en estos ejercicios de los migrantes, a través de sus clubes ya existentes y la promoción para la creación de nuevos. La posibilidad de que los Diputados Locales reciban propuestas legislativas de ciudadanos de sus respectivos distritos (y de todo el estado en el caso de los plurinominales), que tengan la obligación de dar trámite, cuando menos a una de ellas (en caso de haber más de una, la primera en tiempo) en cada período legislativo. Y finalmente, un Sistema Estatal de Participación Ciudadana, que abordaremos próximamente en este mismo espacio. ■

@CarlosETorres_

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70