Mayor posicionamiento de mujeres en la sociedad generó una reacción más violenta

Mayor posicionamiento de mujeres en la sociedad generó una reacción más violenta
La mayoría de la población, que son las mujeres, son discriminadas en su acceso a una vida plena, indicó la funcionaria FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

Hay más conciencia acerca de los actos que suponen violencia por razones de género

El fenómeno tiene un origen multifactorial y cultural debido a la concepción machista

 

El posicionamiento cada vez mayor de las mujeres en la sociedad, como parte activa y con los mismos derechos que los hombres, así como las políticas públicas que visibilizan las diferencias existentes “parecieran haber generado una reacción” aún más violenta por parte de quienes “piensan lo contrario y creen que están perdiendo privilegios”.
La fiscal especializada en delitos contra las mujeres, Fátima Encina Arroyo, dijo que ésta es una de las lecturas que se le puede dar al incremento que ha habido de la violencia hacia las zacatecanas.
Además, por otro lado, refirió que se ha registrado un aumento de la denuncia ya que hay más conciencia de las mujeres acerca de todos los actos que suponen violencia por razones de género.
La violencia de género tiene un origen multifactorial pero también cultural, ya que la sociedad se construye con conceptos machistas que se buscan cambiar a través de políticas públicas, dijo.
En este contexto la mayoría de la población, que son las mujeres, son discriminadas en su acceso a una vida plena.
“Eso hay que irlo cambiando. Pero la otra parte de la población que siente como un privilegio, como parte de sus derechos, el ejercer discriminación, violencia en contra de las mujeres”, está reaccionando.
Agregó que “a los hombres también se les educa bajo conceptos machistas en los que, si ellos se sienten atacados, en lugar de reaccionar serenamente, relfexionar y tratar de mejorar la convivencia, se les enseña a reaccionar de forma más violenta”.
Para enfrentar la reacción de quienes se sienten atacados con el cambio de mentalidad y prácticas que trata de aplicarse, la fiscal especializada señaló que sí hay acciones gubernamentales que se están desarrollando pero consideró que deben difundirse más.
Consideró que se tiene que trabajar la re-educación, es decir, “aprender una nueva forma de ser hombre (…). Nuevas formas de ejercer su masculinidad, más igualitaria, no violenta”.

Para ello, destacó que hay un programa en el Cepavif que se realiza desde hace más de una década y en el que se han tenido resultados exitosos.
Como fiscalía apuntó que la forma en la que contribuyen es emitiendo condiciones para soluciones alternas a los conflictos entre las que resaltó el acudir a este tipo de cursos.
“Hubo imputados que se integraron al programa, imputados de delitos sexuales, y las esposas también se integraron al de mujeres y lograron una mejor convivencia. Ellos aprendieron a manejar su violencia y con casos de violencia familiar hemos también percibido ese cambio; aprenden a reconoer su violencia y manejarla”, concluyó.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70