Las + Recientes

Zacatecas, en un nivel medio en cuanto al ingreso laboral; se sitúa entre los 5 mil pesos

Zacatecas, en un nivel medio en cuanto al ingreso laboral; se sitúa entre los 5 mil pesos
El mercado laboral, continúa exponiendo el estudio, es la fuente de ingresos primordial foto: la jornada zacatecas

Hubo una mejora desde 2002, cuando oscilaba entre los 3 mil 806 pesos y los 4 mil 654

Preocupante, diferencia en las posibilidades de movilidad social en México: Colmex

El ingreso laboral promedio en Zacatecas durante 2017 colocó a la entidad en un nivel medio entre todas las entidades del país, con una cifra que oscila entre los 5 mil 575 pesos y los 5 mil 925 pesos.

En un estudio elaborado por el Colegio de México (Colmex) sobre la desigualdad en el país se comparan estas cifras con las del año 2002 y se reporta, en el caso de Zacatecas, una mejora ya que salió de los niveles bajos hasta los que se encuentran a la mitad de la tabla. En 2002 el ingreso laboral promedio oscilaba entre los 3 mil 806 pesos y los 4 mil 654.

El estudio advierte que es preocupante la diferencia que hay en las posibilidades de movilidad social en México, es decir, las oportunidades que tienen los mexicanos que nacieron en hogares con ingresos más bajos de cambiar su nivel económico.

El Colmex hace un análisis entre las diferentes regiones del país y concluye que, “sin considerar las características de su hogar de origen o su esfuerzo, las personas en México tienen expectativas salariales y de movilidad social más altas o más bajas por el simple hecho de nacer en una entidad determinada”.

Son los estados del sur los que se encuentran en peores condiciones, por lo que el análisis revela que quienes han nacido en estados del norte tienen más posibilidades de mejorar su posición socioeconómica.

En concreto, el Colmex expone que “los nacidos en hogares en el percentil más desfavorecido tienen una mayor probabilidad de mejorar su posición socioeconómica si crecieron en los estados del norte, que si nacieron en el sur, en circunstancias similares”.

Para obtener los ingresos laborales promedios, el estudio no se basó en un solo dato sino que tomó como punto de partida las estadísticas tanto de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), así como las que reporta el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para salvar las deficiencias que, por sí solas, tienen cada una de las cifras.

El estudio señala que uno de los principales objetivos de desarrollo es el de tener una movilidad social alta “que permita a las personas que nacieron con recursos económicos escasos o nulos mejorar sus condiciones de vida”.

En este sentido, se advierte que la desigualdad es un factor que afecta de manera negativa a este tipo de movilidad y se resalta que México es uno de los países con mayores disparidades internas en las condiciones económicas de sus habitantes.

Por ello, apunta la investigación, los mexicanos “enfrentamos el grave riesgo de una baja movilidad social en el futuro”.

El mercado laboral, continúa exponiendo el estudio, es la fuente de ingresos primordial y, por tanto, el motor principal que puede ayudar a incrementar la movilidad social y a disminuir la desigualdad.

No obstante, en México “los individuos que provienen de hogares con ventajas económicas tienen una alta probabilidad de mantenerse en esa situación en la edad adulta, mientras que aquellas personas que crecieron en contextos de pobreza son propensas a permanecer en esa misma condición”.

Las diferencias también se dan entre sexos ya que, según el informe, las mujeres que nacen en “posiciones privilegiadas” son más propensas a “descender en la escala socioeconómica”. Por otra parte, las que provienen de hogares con pobreza tienen más probabilidades de mantenerse en esas condiciones en la edad adulta.

La explicación a este fenómeno que afecta a las mujeres, se señala, “podría” ser la baja participación laboral de éstas ya que en México esta tasa, que además de ha estancado en 45 por ciento en los últimos años, es la más baja en el mundo si se excluye de la comparación a los países árabes.

El hecho de que el mercado laboral sea una palanca para incrementar la movilidad social y reducir la desigualdad no ayuda en México ya que el estudio advierte que, desde el año 2000, en el país “las oportunidades para acceder a empleos de calidad han disminuido”.

Esta precariedad laboral, se sostiene, tiene que ver con tres factores que son la proporción de trabajadores subordinados que gana menos de un salario mínimo, la cual ha aumentado en más de 50 por ciento; el acceso a la seguridad social de los trabajadores, que no ha aumentado; y los trabajadores sin contrato, que ha tenido una diminución “marginal”.

La conclusión del estudio es que la sociedad puede revertir estas tendencias que señalan que hay pocas o nulas posibilidades de mejorar las condiciones socioeconómicas. Para ello, se resalta la importancia de que el tema de la desigualdad sea una prioridad en la agenda pública.

“Como sociedad, tenemos la posibilidad de evitar que los lugares de origen y las posiciones sociales de las personas en desventaja determinen la mayor parte de su futuro. Con este objetivo, es necesario que el tema de las desigualdades ocupe un lugar prioritario en la agenda pública y que tomemos acciones para lograr que los derechos que la Constitución otorga a todas las personas nacidas en México se traduzcan en oportunidades de vida verdaderas”, se concluye.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70