2.8 C
Zacatecas
lunes, 17 enero, 2022
spot_img

Judeodescendientes en la Nueva Galicia durante el siglo XVI. Los Temiño de Bañuelos

Más Leídas

- Publicidad -

Por: THOMAS HILLERKUSS •

La Gualdra 505 / Historia

- Publicidad -

Una de las familias más prominentes y ricas del siglo XVI neogallego fue la de los Temiño de Bañuelos. Especialmente hay que recordar el papel que tuvo Baltasar Temiño de Bañuelos para la consolidación de Zacatecas como centro minero y en su papel para que le otorgaran título de ciudad con escudo de armas, además de las importantes erogaciones de dineros que hizo durante la Guerra Chichimeca.

Pero hay un aspecto poco conocido de esta familia, sus antepasados y parientes políticos convertidos de la ley de Moisés a la religión católica y aquellos que fueron juzgados y reconciliados por la Inquisición, lo que legalmente era un impedimento para radicar en América. Por parte de su padre, Baltasar y sus hermanos eran hijosdalgo, por lo que “la impureza de sangre” había traído su madre, doña Francisca de Alcocer, cuya propia madre fue reconciliada en 1499 en Sevilla, siendo hija de los conversos Pedro de Toledo y Beatriz Fernández y nieta del jurado sevillano Diego de Alcocer. En su caso hay que destacar que su hermano, el Dr. Pedro González de Alcocer, no tuvo que enfrentarse a impedimento alguno para desempeñarse como canónigo de la Catedral local, y eso durante los años de las persecuciones más violentos en contra todos que no eran cristianos viejos desde generaciones atrás. Al parecer muchos de esta familia hicieron capitulaciones, mediante las cuales se les certificaba su origen limpio después de pagar diferentes cantidades de dineros a las arcas del rey Fernando el Católico.

En México mismo, doña Isabel Cornejo, sobrina de Baltasar, se ligó en matrimonio con la familia Orozco, oidores y presidentes de las audiencias reales de México y Guadalajara, también de origen converso; doña María de Bañuelos, hermana de Baltasar, en primer matrimonio se casó con Pedro Pacho, poblador y en 1541 pacificador, cuyo padre y abuelo paterno fueron reconciliados por judaizantes en 1491 en Fregenal de la Sierra, Extremadura, su villa natal. Y la propia hija de doña María, doña Mariana Temiño de Velasco fue mujer del capitán don Lorenzo de Padilla, patriarca de esta estirpe en los Altos de Jalisco, cuyos abuelos maternos se convirtieron en las islas Canarias a finales del siglo XV. Finalmente, una nieta del segundo matrimonio de doña María de Bañuelos, se enlazó con la familia Orozco, arriba mencionada, al casarse con el licenciado Francisco Tello de Orozco.

Doña Ana Bañuelos y Mendoza, ella hija de Baltasar, fue mujer del célebre maese de campo Vicente de Zaldívar y Mendoza, otro por cuyas venas corría sangre de judíos por el lado materno, donde hay que mencionar a su abuela materna doña Catalina de Salazar, mujer de Cristóbal de Oñate, y el abuelo paterno de esta, el Dr. Juan Fernández de Guadalupe, quien gracias a su conversión pudo entrar como médico particular al servicio de los Reyes Católicos. 

Estos pocos ejemplos deben ser prueba suficiente que estos monarcas no eran tan católicos y ellos y sus sucesores supieron poner las conveniencias prácticas encima de sus convicciones religiosas.

* Universidad Autónoma de Zacatecas. Doctorado en Estudios Novohispanos.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la-gualdra-505

Expulsión de los judíos de España (año 1492), según Emilio Sala (1889)
- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias