La Librería Universitaria de la UAZ, breves de la historia 1

La Librería Universitaria de la UAZ, breves de la historia 1

En el año de 1962 la Librería Universitaria (LU) se caracterizaba por prestar un servicio inmejorable a los estudiantes del Instituto de Ciencias Autónomo de Zacatecas (ICAZ) y de otras instituciones. Tanto los libros culturales, como los de texto, eran ofrecidos a un precio muy por debajo del que ofrecían las librerías comerciales. Los ejemplares tenían un descuento del 35%, política que caracterizaba a la Universidad gracias a los buenos descuentos que obtenía de las casas editoriales, su principal objetivo era beneficiar a la economía de los padres de familia de la juventud estudiosa.

En 1965 el Rector del ICAZ, el Lic. José Abraham Torres Viramontes manifestaba su interés en apoyar a los estudiantes en la adquisición de los libros de texto y de cultura, enfatizaba que la misión de la Librería era facilitar al estudiante universitario la posibilidad de adquirir libros, a un costo menor al cotizado en un mercado comercial, de por sí, muy reducido. Una de sus preocupaciones era la creación de un Departamento Editorial en el que se editaran y difundieran las obras de importantes de autores regionales y nacionales a un bajo costo. Diversas circunstancias, principalmente de carácter económico obstaculizaban su concreción.

En 1966 se reestructuró la Librería Universitaria, lo que generó una venta de 165 mil pesos, suma muy superior a la lograda en años anteriores; a pesar del aparente éxito, las autoridades del ICAZ lamentaban la reducción proporcional en la venta de libros de texto. Desde el punto de vista cultural y académico existía desánimo, en ese rubro solo se vendieron libros por un valor de 4 mil 500 pesos, lo que se interpretó como una falta de interés no solo de los estudiantes sino del público en general.

El Rector Torres se propuso iniciar una campaña de promoción con la finalidad de incrementar la venta de obras culturales. Un año después, en 1967, la Librería se adecuó a los fines culturales y sociales a los que estaba llamada a satisfacer, ofreciendo facilidades tanto para la adquisición de ejemplares. Entre 1969 y 1970 el espacio registró otra transformación y empezó a ofrecer una mayor variedad de servicios bibliográficos en colaboración con otras empresas editoriales, ofrecía a los interesados toda clase de literatura de valor cultural.

Desde su creación la Librería Universitaria no persiguió fines de lucro, no era considerada un negocio, su función prioritaria era de servicio. A inicios de los años 70´s no se disponía de recursos económicos para la adquisición de obras y el pago del personal, se trabajaba precariamente. Al iniciar 1971 no fue posible satisfacer son recursos propios la demanda de textos –del primer semestre de la Escuela Preparatoria–, se recurrió a una Institución Bancaría y a la propia Universidad para contar con los recursos necesarios y prestar un servicio más o menos oportuno. Se implementó una reorganización con la intensión de estar en condiciones de atender la demanda de libros de textos, que cada día aumentaba.

Para premiar el estudio, la dedicación y la buena conducta de varios estudiantes de las escuelas de la Universidad, la Librería dono varios lotes de libros. Se presentaron exposiciones locales y se dio crédito a maestros y alumnos para adquisición. Existió un patrocinio en la edición de apuntes y cuadernos de trabajo en diferentes Escuelas, lo que permitió a los estudiantes adquirir los materiales a precios sumamente bajos, prestando de esta forma un servicio social a la comunidad universitaria.

En el ciclo escolar 1972 – 1973 cuando era Rector de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) el Lic. Jesús Manuel Díaz Casas, la Librería Universitaria aumentó y mejoro sus servicios a pesar de sus propias limitaciones económicas. Se establecieron nuevas relaciones con librerías y editoriales, favoreciendo una oportuna venta de las obras que demandaban urgentemente los estudiantes y maestro universitarios.

En el año de 1982 se realizó con éxito la Feria Universitaria del Libro, que por primera vez promovía la Dirección General de Extensión Universitaria, a través de la Librería Universitaria de la UAZ, se llevó a cabo en el Vestíbulo del Teatro Calderón con duración de siete días, los cuales resultaron insuficientes de acuerdo a la demanda que se presentó. Como resultado se generó el interés de promover en forma periódica eventos de esa naturaleza. Los maestros, alumnos y trabajadores adquirieron bibliografía que en las librerías de la localidad no era común su existencia, además se autorizó por parte de las autoridades universitarias un crédito especial a quienes así lo requerían para facilitar las compras.

Fueron un total de 14 casas editoriales las que participaron, enriqueciendo la existencia bibliográfica. Dentro de la exhibición se incluyó material didáctico, de información, cultura y lectura, en las materias de Filosofía, Literatura, Historia, Sociología, Pedagogía, Economía, Medicina Humana y Veterinaria, Psicología y libros técnicos, lo que permitió a los visitantes enriquecer su biblioteca particular y en el caso de los maestros, su acervo para la enseñanza.

Con la exposición de aproximadamente 10 mil volúmenes del 10 al 19 de noviembre de 1982 se llevó a cabo la Segunda Feria Universitaria del Libro, como parte de los festejos del 150 aniversario de la UAZ. Participaron 14 casas editoriales con bibliografía especializada en las áreas de: Ingeniería, Medicina, Agronomía, Química, Veterinaria y Literatura. Debido a la aceptación por parte de los universitarios y el público en general, se institucionalizó su realización. Se llevaría a cabo la Tercera Feria Universitaria del Libro en noviembre de 1983.

Con la finalidad de cubrir las necesidades de bibliografía básica y de consulta para docentes y alumnos, la Librería amplió, a partir de noviembre de 1982 sus servicios a la población de Fresnillo, inicialmente la Librería quedó instalada en el antiguo edificio de la Preparatoria número Tres, se valoraba la conveniencia de su reubicación. De inicio los servicios de la librería fueron orientados a la población universitaria y en un segundo momento a la población estudiantil y público en general, ofreciendo a bajo costo libros de texto, de consulta y de interés general.

Como se había establecido en noviembre de 1983 se llevó a cabo la Tercera Feria Universitaria del Libro, el evento fue inaugurado por el Rector Jorge Eduardo Hiriatt Estrada. En esta ocasión además de las casas editoriales comerciales, se contó con la participación de las editoriales universitarias de la Nacional Autónoma de México, Autónoma de Puebla, Autónoma de Sinaloa y Veracruzana.

Sé parte de la Unidad Académica de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia (LUMAT). Informes: http://lumat.uaz.edu.mx/; https://www.facebook.com/LUMAT.UAZ; https://twitter.com/LumatUaz.

*Docente Investigador de la Unidad Académica de
Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia. LUMAT.
[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ