15.8 C
Zacatecas
lunes, 25 octubre, 2021

Persecución de la FGR contra investigadores y científicos

Más Leídas

■ Comentarios Libres

El 24 de agosto del año que transcurre, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) a través de la directora María Elena Álvarez Buylla, se presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) a cargo de Alejandro Gertz Manero, para interponer denuncia en contra de 31 investigadores y científicos. El Ministerio Público adscrito a la Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada (FEDO) de esta institución, los acusa por la presunta comisión de 5 delitos: operaciones con recursos ilícitos; delincuencia organizada; lavado de dinero; peculado así como uso ilícito de atribuciones y facultades. Se incluye también, el desvío de recursos, no obstante que el monto fue autorizado por la propia institución. La denuncia se extiende a funcionarios del Foro Consultivo Científico y Tecnológico que a su vez, pertenece al mencionado CONACYT.

Acorde con el procedimiento penal que corresponde, la FGR solicitó a un juez federal “obsequiar las órdenes de aprehensión”. Sin embargo, en el mismo mes de agosto fue negada esa petición, y concedió 15 días a la FGR, para perfeccionarla. Posteriormente, de nueva cuenta la FGR insistió.

La segunda negativa, fue dada a conocer mediante resolución de fecha 23 del presente mes y año por el Juez Federal Gregorio Salazar Hernández del Centro de Justicia Penal Federal, con sede en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Una vez que analizó la segunda petición, el juzgador advirtió que su decisión aún es apelable y señaló en su resolución, que la empresa privada que se creó y se denomina Foro Consultivo Científico y Tecnológico, al cual se incorporaron algunos investigadores para obtener recursos federales destinados a la investigación científica, no es un hecho delictivo en razón de que el Foro fue autorizado por el CONACYT.

El Juez también le solicitó al Ministerio Público adscrito a la Fiscalía Especializada en Delincuencia organizada, perfeccionar el caso antes de hacer un nuevo intento, aun cuando haya rechazado el segundo. Le Indicó además, que en su tercer intento deberá presentar más y mejores elementos de prueba, para convencer de los delitos que se atribuyen a los científicos.

Lo FGR intentará con un nuevo expediente la judicialización del caso y llevará a cabo todos los recursos procedentes que tenga, para la defensa de los intereses de la Federación frente a delitos de carácter patrimonial.

¿?

Con este escenario, resulta preocupante que el gobierno de la 4T, se comporte complaciente ante una persecución de esta naturaleza en contra de una comunidad, que si bien puede incurrir en faltas de carácter administrativo, están muy lejos de tipificarse como conductas de la dimensión que pretende la FRG de Alejandro Gertz Manero.

También, es poco “moral” que algunos de los colaboradores, funcionarios y gobernantes “académicos” en un gobierno de izquierdo como el que encabeza Andrés Manuel López Obrador, permanezcan inmutables ante injusticias como estas. Tal es el caso de Claudia Sheinbaum, Hugo López Gatell, entre otros muchos. Es explicable que sienten temor de “hacer enojar” a su patrón, quién únicamente justifica, al ser cuestionado sobre graves asuntos que se viven en el país, diciendo: “tener otros datos” y “a mí no me corresponde”

A los académicos se les acusa entre otros delitos de delincuencia organizada. No entiendo por qué se les ubica en el mismo nivel de los delincuentes que son responsables del baño de sangre en que se encuentra inmerso nuestro país, narcotraficantes, tratantes de blancas, torturadores, secuestradores. Pues si analizamos, todas estas conductas se organizan entre sujetos que hacen de ellas una forma habitual de vida.

Soy de la opinión que el Presidente Andrés Manuel López Obrador está obligado a dar un pronunciamiento público sobre este tema, en la misma forma en que día con día, dedica sus mañaneras a lanzarse en contra todos aquellos que llama neoliberales, conservadores y adversarios.

Muchos académicos, en lo general tienen sus méritos. Muchos de ellos también, le dieron su voto al Presidente, convencidos de su proyecto de nación, no dudaron en votar en 2018 por la esperanza de México, por el gobierno de la 4T.

No existe ninguna duda de que por muy independiente que dice ser el Fiscal Alejandro Gertz Manero, como tanto lo pregona AMLO, bien puede detener la persecución. Siendo su colaborador, puede mediante una llamada telefónica que calme su pedimento ante el juez y se abstenga de solicitar por tercera ocasión las órdenes de aprehensión para los 31 investigadores y científicos.

Más bien soy de la idea que la Fiscalía (que tanto gusta al Presidente López Obrador pronunciar), atienda la problemática que tanto daño causa y ha causado a nuestro país.

Hay mucho trabajo pendiente: los 43 normalistas desaparecidos desde hace justo siete años; el general Cienfuegos, liberado de Estados Unidos por orden de AMLO; Lozoya; Ancira; Duarte y muchos más.

También AMLO tiene pendiente el asunto de los ex presidentes a quienes por sus argucias, dice que el pueblo deberá decidir si deben ser o no enjuiciados. Yo creo que no es TIEMPO DE PERDER EL TIEMPO, ya transcurrieron tres años en el poder.
Los investigadores y científicos no son delincuentes.
¡Glup! ■

- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias