Prevenir y combatir la corrupción en red

Prevenir y combatir la corrupción en red
La corrupción es un reto impresionante: socava al Estado desde sus cimientos, al impedir, como fenómeno más allá de sus muros, las bases de su funcionamiento ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

La corrupción es un reto impresionante: socava al Estado desde sus cimientos, al impedir, como fenómeno más allá de sus muros, las bases de su funcionamiento. Ello, además, a través de redes que juegan a partir de la articulación de intereses particulares y debilidades organizacionales. No cabe pues otra forma de atender el problema, sino a través de una respuesta estratégica en clave sistémica: desde las instituciones mismas, pero también, y cada vez más evidente, a partir de la participación de actores no exclusivamente estatales: la sociedad en general (empresas, organizaciones, asociaciones, comunidades, etc.) y la persona en particular (el maestro, la madre y padre de familia, el alumno, el usuario, beneficiario, afectado, etc.). Sin embargo, también desde este enfoque, debe existir una lógica de colaboración, coordinación y corresponsabilidad. Aunque a nivel nacional han destacado diversas organizaciones en clave red, para las tareas de promoción de la transparencia, prevención y combate a la corrupción, búsqueda de ejercicios democráticos de rendición de cuentas, entre otros muchos, a nivel sub nacional, son pocos los esfuerzos que se pueden nombrar como exitosos, salvo contados capítulos de organizaciones de carácter nacional. Es momento de que dirijamos parte de nuestros esfuerzos en este sentido. Las instituciones que se han creado para prevenir y combatir la corrupción (el Instituto Nacional de Transparencia, la Auditoría Superior, los órganos internos de control, entre otros más) y las estrategias para su fortalecimiento y articulación (los sistemas nacionales de transparencia, fiscalización y anticorrupción, etc.) también requieren de una buena dosis de participación ciudadana, sea a través de la organización colectiva, o a partir de mecanismos que permitan y faciliten su inserción en dicha lógica: mejorar las herramientas para la denuncia, abrir a las instituciones, no sólo con información y transparencia, sino con dinámicas de comprensión e identificación de riesgos; invitación a formar parte de la solución, desde la disposición política y la voluntad institucional, son algunos de los esfuerzos que urge implementar y alimentar en ese sentido.

Sin participación activa, comprometida, informada e incentivada, desde las instituciones y desde las organizaciones, combatir la corrupción seguirá siendo una batalla sin fin ni resultados consistentes para la ciudadanía y para el Estado. Por ello, además de los esfuerzos que ya se han mencionado, cabe también construir opciones en red, donde converjan, tanto la ciudadanía interesada, como servidores públicos, académicos, líderes de opinión, medios de comunicación y cualquier persona en lo individual que quiera sumarse, en la medida de su tiempo, interés e intención, a esta causa.

En Zacatecas, nos urge que se promueva y construya una iniciativa así, que fortalezca la incidencia y participación ciudadana, con lo que hay, pero con clave incrementalista, innovadora y creativa, buscando incentivar la voluntad política para abrir a las instituciones a ejercicios deliberativos con la sociedad, que transparenten y no sólo eso, que ayuden a comunicar, al resto de la sociedad, el estado real de las instituciones, sus retos, desafíos y pendientes, que seguros estamos, en conjunto, tendrán una atención sustancial, de mucho mayor alcance a los que se pudieran lograr, desde la mera perspectiva, técnica, política o burocrática.

@CarlosETorres_

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ