Septiembre, mes de la Patria, mes de la esperanza

Septiembre, mes de la Patria, mes de la esperanza

En Zacatecas, el mes de septiembre será fundamental para el presente y el mañana de nuestra sociedad; un cúmulo de retos dejados por indiferencia y ejercicio indebido de la función pública, serán heredados por el gobierno de la Cuarta Transformación que encabezará David Monreal Ávila, por lo que en los próximos días, conoceremos seguramente al conjunto de funcionarios que cargarán con la responsabilidad de superar el desastre dejado por las pasadas administraciones priistas y que han acrecentado las estadísticas en materia de inseguridad, desempleo, marginación y pobreza. El pueblo espera un cambio profundo, anhela ver reflejado un bienestar palpable en su hogar; la mayoría aspiramos a vivir sin miedo y con posibilidades de que nuestra calidad de vida sea acorde al esfuerzo que se realiza en cada rincón, en cada comunidad y municipio de nuestro territorio. Seguramente, el nuevo estilo de gobernar será cálido y humano, sin caprichos elitistas y gastos al estilo monárquico que solo condenan a la mayoría del pueblo a vivir en condiciones infrahumanas. No me explico tanto desamor a nuestra tierra colorada, tanto agravio al erario y tanta simulación que agudiza el incumplimiento de nuestros Derechos Humanos Fundamentales. Confío al igual que miles de conciudadanos en que los ideales de beneficio colectivo se hagan realidad, pues además, nuestra entidad tendrá como su mejor aliado al Presidente de la República y, los municipios más grandes podrán diseñar estrategias conjuntas para avanzar en la superación de aquellos retos que les sean comunes. Se tiene ahora, la oportunidad de demostrar que la 4T responde a los intereses de la mayoría, que su preocupación fundamental son los sectores más vulnerables como las niñas, los niños, los adolescentes, las personas con discapacidad y nuestros adultos mayores, todos ellos, soportes fundamentales a los que hay que garantizar un presente de oportunidades y solidificar los cimientos de un mañana en el que cada sueño, cada anhelo, sea una realidad satisfactoria. Llegó la hora de que Zacatecas sea una tierra de abundancia y no solo un tránsito de ella, queremos que la gran riqueza que tenemos se quede para que las caras tristes tengan por fin una sonrisa, para que aquellas polvorientas comunidades tengan un nuevo rostro con pavimentación y servicios públicos, para que las calles vacías por donde solo camina el viento, tengan niños jugando y personas productivas con una decidida vocación de hacer de sus pueblos y comunidades, lugares de prosperidad. Septiembre es el mes de nuestra Patria, aquella lacerada por la corrupción, la impunidad y la violencia, también se traduce en el recordatorio de un sentimiento patriótico que debiera evitar aniquilarnos los unos contra los otros ante la pleitesía de otros países voraces que saquean nuestros recursos. Zacatecas tiene pues, un triple festejo, la llegada del nuevo gobierno, las celebraciones de su fundación y nuestra Independencia, conmemoraciones que permanecerán en la memoria historia del pueblo, que nos llenan de orgullo y que constituyen tanto satisfacciones muy mexicanas, como logros políticos traducidos en fiestas cívicas como aquella de 1998 cuando Ricardo Monreal llegaba al Gobierno con mucho respaldo del electorado. Desde la trinchera ciudadana estoy convencido de que no debemos dejar solo a David Monreal, pues hay muchas y muchos que están luchando por quedar en posiciones estratégicas no para solventar los problemas de la gente sino para satisfacer sus ímpetus políticos y económicos; es necesario establecer mecanismos de auscultación para medir por resultados a los buenos y a los malos servidores, el pueblo espera muchas acciones, muchas respuestas a sus justas demandas pues ya de simulación y saqueo estamos hasta la madre, sobre todo en aquellos tópicos relacionados con el hambre, la pobreza y el incremento exponencial de la delincuencia. Septiembre será pues el mes de la Patria y de la esperanza pues todos aspiramos a que nuestra querida tierra sea otra, a que los seres más importantes de la sociedad tengan otro panorama, a que los recursos públicos tengan un buen fin, que lleguen a cada vez más personas y a que cada región y municipio alejado de la Capital, tenga la posibilidad de insertarse al desarrollo, con su talento, con su trabajo y con la voluntad de construir mejores escenarios para el buen vivir. Al igual que Usted que me hace el favor de leerme, tengo plena confianza en que nuestro querido Zacatecas mejore y mejore mucho, esta tierra lo merece, nuestros hijos tienen que vivir en un lugar próspero, con plena seguridad y sin tanta indiferencia gubernamental. Bienvenido Septiembre, mes de la Patria, mes de la esperanza.

[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ