El Primer Foro Ambiental 2021 y el Desarrollo Sustentable

El Primer Foro Ambiental 2021 y el Desarrollo Sustentable

Agradezco a la Red de Grupos Ambientales por la oportunidad de participar este día, en el Primer Foro Ambiental 2021 a realizarse en la Casa Municipal de Cultura de Zacatecas en punto de las 4pm. El escenario es idóneo para recuperar, con observancia a las restricciones sanitarias, aquella vieja tradición de disertar sobre temas relacionados con nuestro entorno, sobre todo ahora que se requiere perfilar a los profesionistas más experimentados en esos tópicos de los que depende el hoy y el mañana. Muchos puntos han quedado pendientes en la Agenda Ambiental de nuestra entidad y lo que más me preocupa, es el cúmulo de aficionados que se muestran como proezas del ambientalismo que, aprovechando el desconocimiento de muchos, pasan como verdaderos genios cuando su limitación en conocimientos es vasta. Así las cosas, me toca comentar algunas cosas sobre el desarrollo sustentable (Término constitucional) o sostenible (Concepto internacionalmente aceptado), en ambos casos la idea es la misma: satisfacer las necesidades de las presentes generaciones sin menoscabar la posibilidad de que las futuras, satisfagan sus propias necesidades. El desarrollo sustentable como concepción ideológica surge en 1987 en el Informe Nuestro Futuro Común emitido por Gro Harlem Brundtland, por lo que también se denominó el Informe Brundtland. Sin embargo, muchos pueblos originarios no han requerido del citado concepto para vivir ancestralmente de manera sostenible, por lo que racionalmente viven de los recursos naturales dejando siempre que la misma tierra sane para volver a producir, pues saben que de ella depende su vida misma, cosa que nosotros los mestizos no hemos podido lograr pese a las insistencias globales traducidas en conferencias convocadas por más de 40 años, dentro de las que destacan la Cumbre de la Tierra en 1992 y la de Johannesburgo de 2002 entre muchas otras que intentaron motivar un cambio profundo en los estilos de producción y de consumo. Lamento que muchas de las autoridades ambientales y otros actores políticos que han tenido la oportunidad de cambiar el rumbo, se han dedicado a explotar la riqueza común en beneficio propio y, su paso por las dependencias del sector ambiental ha sido lúgubre, peor todavía, amenazan con regresar como si su gestión fuera digna de reconocimiento y laureles en la sien. Todos estos retos sumados a los problemas ambientales heredados del pasado, ponen en riesgo el Derecho Humano al Desarrollo Sustentable plasmado en el numeral 25 párrafo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en relación con el Artículo 30 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Zacatecas y, lo malo de poner en instancias estratégicas a aquellos aficionados ecológicos, es que el diseño de las políticas públicas ambientales orientadas a la sostenibilidad del desarrollo, fracasan en detrimento de otros derechos humanos fundamentales inherentes a ella, tal es el caso de la salud, el ambiente, el agua y la alimentación, todas estas prerrogativas consagradas en el Artículo 4º de la Constitución Federal. Ante este panorama nada halagüeño, es urgente posicionar a los profesionistas de larga trayectoria y experiencia, probos ante todo, con ética profesional y activismo a favor del equilibrio ambiental; porque también existe el activismo orientado a motivar el aplauso social y las preseas gubernamentales que también encumbran sin sustento científico, a quién ve como gran gloria, la simple siembra de árboles que jamás vuelven a ser regados. No solamente no hemos avanzado en el camino hacia la sustentabilidad, sino que los charlatanes difuminan peligrosamente, lo que debieran ser acciones más precisas para, por ejemplo, consolidar una lucha frontal con los impactos del cambio climático, este último, identificado como fenómeno que pone en entredicho la permanencia misma de nuestra especie, siendo que al caso, no existe una estrategia sólida de mitigación y adaptación a este fenómeno. A alguna de aquellas oscuras personalidades ecolócas (Evocando al programa burbujas), simplemente le dio por convocar a municipios para firmar una estrategia ambiental que no encontró ni eco ni compromiso con los alcaldes de ese entonces. Hay también mucha estrechez de miras y oposición al desarrollo sustentable; recuerdo una regidora panista que obstaculizó la estrategia de evitar plásticos en el Municipio de Guadalupe, bajo el argumento de que los empresarios a los cuales protegía, no estaban preparados para modificar su forma de hacer comercio, siendo que la Agenda 2030 dispone como límite ese año para saber si vamos al caos como humanidad o si tenemos tiempo para evitar el incremento en la temperatura del planeta cercano a los 2ºC. Así pues, el desarrollo sostenible no tiene tiempo para ambientalistas aficionados, no aguantaríamos otro sexenio fallido desde la perspectiva de garantizar un ambiente sano, lo que afectaría a las presentes y futuras generaciones; deseo fervientemente que el Universo se alinee y lleguen los funcionarios adecuados al sector ambiental. Amén.

[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ