La pugna Hoyos/Romero

La pugna Hoyos/Romero

El maestro Miguel de Hoyos fue uno de los preceptores que estuvo a cargo de una de las dos escuelas públicas, que a cargo del Ayuntamiento y con el financiamiento del Colegio Seminario San Luis Gonzaga contaba la ciudad de Zacatecas en el corazón del México borbónico. Una vez que fue Examinado por concurso de oposición y dado que contaba con las virtudes para desempeñarse en el cargo, Jacobo Ugarte y Loyola, Comandante general y Presidente de la Real Audiencia de Guadalajara, así mismo encargado de administrar los bienes que habían sido de los Jesuitas, dado que las escuelas para su sostenimiento dependían de los caudales del ex colegio Jesuita, giró a nombre de Miguel Ángel de Hoyos el título de maestro de primeras letras y ordenó a los ministros de la Tesorería Principal de Hacienda su certificación, previo pago del derecho (impuesto) de media anata en los siguientes términos: ‘‘[…] he venido en elegirlo, y nombrarlo por maestro propietario de la escuela que estuvo al cargo de don Fernando Villalta en la referida ciudad de Zacatecas, y en consecuencia mando que como tal maestro de primeras letras de ella se aposesione con noticia del mismo Ayuntamiento, y se le guarden, y hagan guardar todas las honras, gracias y mercedes que por esta razón le correspondan en los mismos términos que a sus antecesores sin que se le falte en cosa alguna, y que del mismo modo se le acuda con los salarios y emolumentos que le toquen, tomándose razón de este título en los libros y oficinas que corresponde’’.1

El libro al que se hace mención, era el de títulos y asientos de la tesorería de Hacienda. Registrado el nombramiento de Miguel de Hoyos, lo que siguió fue la toma de posesión en la casa escuela, por parte del Escribano Público del Cabildo, Miguel Alexo Ferrero, ante vecinos y testigos. Este acto protocolario consistía en que se tomaba la mano, en este caso del maestro de Hoyos, quien por su parte prestaba juramento y asumía el cargo que se le otorgaba.

Más tardó don Miguel de Hoyos en tomar posesión de su cargo y ponerse a instruir a sus pupilos cuando se suscitó el conflicto con el comerciante don Bartolomé Romero. En su alegato, el señor Romero comienza diciendo que el Rey: “para alivio de los pobres vasallos de esta ciudad, aplicó la dotación suficiente a mantener dos maestros de escuelas de primeras letras, con el objeto de que en ellas se enseñasen y educasen los niños; así pobres, como de comodidades, pues la gracia alcanza a los unos y los otros”. 2

La inconformidad del comerciante obedecía a que consideraba que la escuela y el maestro no funcionaban como debiera ser, o a él le gustaría. Don Bartolomé Romero, hablando como si fuera inspector, se lamenta del estado lastimoso en que se encontraba el “gobierno, enseñanza y método” de la escuela.
[… esta historia continuará…

Referencias:
AHEZ: Archivo Histórico del Estado de Zacatecas.
1 AHEZ, ‘’Acusación de Bartolomé Romero contra Miguel de Hoyos, maestro de escuela de primeras letras’’, 1795, folio 2.
2 Loc. cit.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ