30 Años de ‘La Bode’

30 Años de ‘La Bode’
Juan Carlos Villegas

Editorial Gualdreño 489

 

La primera vez que entré a ese lugar era yo estudiante y vivía -por segunda ocasión- en el centro histórico. De eso hace ya 30 años. Era, permítaseme el tono nostálgico, un Zacatecas muy diferente, mucho más tranquilo, menos iluminado, mucho menos bullicioso como el de hoy, pero igual de hermoso. Las calles se quedaban quietas la caer la noche, apenas aluzadas por farolitos melancólicos como de los que hablaba Agustín, de esos que alumbran apenas la “calle desierta”.

En aquellos años, a las 8 de la noche, si acaso estaban abiertos La Acrópolis, el ZAZ, El Arcano, otro bar que estaba justo en frente en la Av. Hidalgo, el bar del Posada de la Moneda… y La Bodeguilla. Fuera de eso había muy pocos lugares que ofrecieran comida, café, cerveza o una copa de vino. Luego, ya sabe, el centro se llenó de negocios, pero de esa época solo sobreviven dos de los mencionados.

Hoy hablamos de La Bodeguilla porque este mes celebra su 30 aniversario; es un lugar localizado en el corazón de la ciudad, muy cercano al ex templo de San Agustín, en el callejón que del templo tomó el nombre y que antes de que Lolita y el Güero decidieran convertirlo en lo que es, fuera una tienda de máquinas para coser -La Singer-.

Para celebrar estos primeros 30 años, se inauguró la exposición “Coincidencias” en la que participaron varios artistas, todos asiduos comensales: Adrián Ruiz Esparza, Alberto Ordaz, Ale Celis, Alejandro Ortega, Alfonso López Monreal, Diego Montoya, Eduardo Román “Torque” [+], Federico Martínez, Flor Castañeda, Gustavo Rivas, Gustavo Villagrana, Homero Gutiérrez, Humberto Valdez, Iván de la Torre, Iván Leaños, Jair Trejo, Javier Cortez, Jorge Rivera, Juan Carlos Basabe, Juan Carlos Villegas, Luciana Penjak, Manuel Denna, Omar Lemus, Rafael Ordóñez, Roberto Sandoval, Rossalina López, Sara Goaer, Susana Salinas y Víctor Ramírez.

El título de la exposición organizada por Jorge García El Pollo, para celebrar a La Bode, me parece más que atinado porque justamente es un lugar en el que muchos hemos coincidido, nos hemos encontrado… recuerdo ahora a aquellas personas que originalmente nos atendían, los primeros que estuvieron detrás de la barra y en frente de ella: a un señor muy parecido a don Quijote -y a quien le decíamos así-, a Lucy, a Chuy, a Pepe y al buen Polo. Ese señor, don Quijote zacatecano, era un buen lector y solía conversar sobre libros a la menor oportunidad, sobre todo con el pianista Oscar Tarragó, que quien mientras vivió en Zacatecas todas las tardes ocupaba su lugar al inicio de la barra en donde comía, bebía, leía y fumaba que daba gusto -en aquel momento todavía se podía-; Chuy era el serio, “el encargado”, platicaba poco; Lucy solo iba los fines de semana, amable siempre; Pepe era el parlanchín del equipo; y Polo era el orden, la seriedad y la amabilidad andando (falleció hace unos años, tiempo después de que dejó de trabajar ahí).

Luego, el equipo cambió y desde la meritita Huasteca llegó El Pollo a comandar este espacio que hoy está de celebración y en el que, desde hace años, con una amabilidad y calidez sin igual, nos atienden también Chilo y Dany, a veces con el auxilio de Chava, Fer y de Christian. Pero ¿por qué hablamos de La Bode en La Gualdra? Porque ahí siguen coincidiendo no solo los artistas mencionados, también es un espacio frecuentado por académicos, universitarios, deportistas, periodistas, músicos y personas enamoradas de Zacatecas -muchos de ellos colaboradores gualdreños- que encuentran ahí un buen sitio para convivir y dialogar con los otros; bueno, hasta avances de tesis doctorales se comentan ahí… En La Bodeguilla se puede conversar y eso es algo que no en todos lados se da. Además, sus tapas, la tortilla española y las torradas son sensacionales -extraño las empanadas-.

A causa de la pandemia, algunos hemos dejado de asistir con la frecuencia “de antes”, pero siempre es un gusto pasar y ver que la vida sigue, que las conversaciones continúan, que los lectores permanecen y que sus muros siempre estarán revestidos con arte. Desde aquí hacemos una invitación a que visiten la exposición de aniversario; enviamos nuestra felicitación a la familia García Guerrero y a todos quienes forman parte de este equipo que ha trabajado mucho para que este lugar permanezca. Larga vida a La Bodeguilla.

Que disfrute su lectura.

 

[email protected]

 

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_489

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ