Se acabó el tapado en México

Se acabó el tapado en México

¿Por qué preocupa que el presidente Andrés Manuel López Obrador hable de la sucesión presidencial?

Hablar de esto desde los micrófonos de la mañanera es hablar de lo que todos hablan, pero que se niegan a admitir. Y es que todos querían que un presidente, abiertamente dijera nombres que lo pudieran suceder, pero nadie se imaginaba que lo hiciera. En fin la hipocresía.

Quizá sorprendió que el líder de la 4T aceptara la pregunta y no la evadiera e hiciera un largo swing (en idioma beisbolero) para conectar un homerun por todo jardín central. Es decir, nombró a personajes que todo el mundo esperaba e hizo la lista aún más larga provocando que las expectativas de los involucrados creciesen tomando, nuevamente el control de la agenda política de estos últimos días.

La premisa del presidente es que la Cuarta Transformación no se trata de una agencia de colocaciones, es un proyecto de nación que puede ser relevado por un gran numero de mexicanas y mexicanos que entendieron y se comprometieron con la 4T. Queremos cambiar a México, de eso no hay duda y el abanico de líderes de Morena y aliados, es amplio.

La candidatura de Morena y la 4T para suceder al presidente no tiene nombre y apellido, habrá que trabajar y trabajar para merecerla.

Es claro que ya no existe la figura del “tapado”, pues la sola existencia del heredero del presidente es aceptar una política de simulación pues el presidente en turno, garantizaba la sucesión de su poder e influencia en un gobierno que le debía al anterior, el cargo. Era una forma que inventó el porfiriato para de escamotear la No Reelección, pero la retomó y manoseó el priísmo para así construir la dictadura perfecta denunciada por Vargas Llosa.

México ha cambiado, la prueba es que desde Salinas de Gortari ningún presidente ha podido hacer que su candidato llegue al poder, algunos ni siquiera tuvieron el poder dentro de su partido para soñar con un delfín propio.

López Obrador, con su listado, que se irá afinando conforme se acerque el 2024, acepta que no tiene ningún favorito y que todos y todas tendrán que trabajar por participar en la rifa del tigre que significa ser el candidato a la presidencia por la 4T.

No hay una posición más congruente, no promete nada y todas y todos los que quieran, aspiren y suspiren están invitados. Pero la lucha no será fácil, los que sueñan tienen que ser ejemplares en su trabajo político y administrativo para poder dar la cara a las y los mexicanos, tienen que ser capaces de enfrentar la eterna auditoria ciudadana en su actuar privado y público.

Sin contar que cualquier traspié será aprovechado por la derecha para maximizarlo y querer utilizarlo para hacer parecer que los suspirantes de la Cuarta Transformación, son iguales al actuar del conservadurismo contemporáneo encabezado por el PRIANRD.

La derecha teme al debate abierto por la sucesión que el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo público, el cual, los presidentes del pasado hicieron en lo oscuro y era un acto de corrupción, de promesas de prebendas, de privilegios. El delfín del presidente ofrecería bridar un halo de impunidad a los delitos del grupo que lo puso.

Hoy eso terminó. Es abierto quien juega y la ciudadanía estará al tanto del trabajo diario de quien se apunte para ser próximo o la próxima candidata de la Cuarta Transformación a la presidencia de México. Jugamos, como siempre, con las cartas están abiertas.
No se confundan, no somos iguales.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ