Aclaraciones en torno al Issstezac

Aclaraciones en torno al Issstezac

En el mundo de la comunicación es sabido que frecuentemente la percepción del público es más sensible a los mensajes negativos o falsos que a los positivos y verdaderos. De ahí se deriva el aforismo de la prensa estadunidense bad news is good news: malas noticias son buenas noticias. Un titular a ocho columnas con información positiva siempre será menos impactante que uno con información negativa.

Viene esto a colación, porque en el ánimo de algunos derechohabientes del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issstezac) permean falsedades en torno a la, ciertamente, compleja situación del Instituto. Y a río revuelto –dice el refrán mexicano— ganancia de pescadores. En este caso los pescadores son quienes se aprovechan de las “malas noticias” y quieren sacar raja política de un problema que, por su enorme raigambre, concierne a todos los zacatecanos.

De ninguna manera negaría que el Issstezac enfrenta una situación extremadamente difícil, aunque, a pesar de todo, es superable.

Hace una semana, en este mismo espacio dijimos que hay dificultades para cumplir las prestaciones sociales de los derechohabientes; hay insolvencia para enfrentar compromisos tan básicos como el pago de pensiones; en las áreas comerciales hay crecientes pérdidas y el número de pensionados crece exponencialmente en relación con el número de cotizantes, y la nómina laboral es financiera y operativamente insostenible. Esa es la realidad, que nunca hemos tratado de ocultar, sino, al contrario, la reiteramos constantemente, no en forma quejumbrosa, sino para que se conozca la verdad y el ánimo de los zacatecanos sea receptivo a la necesidad de hacer las reformas pertinentes para resolver añejos problemas.

La verdad no necesita gritarse. Debe exponerse con claridad, sensatez y mesura, como lo hemos hecho. En cambio, las falsedades, para hacerlas “convincentes”, requieren el escándalo y el máximo impacto mediático. Solo así, repetida la mentira mil veces, puede convertirse en “verdad”, según la creencia de los mentirosos.

Ante esta situación, respondo aquí a algunas de las dudas que flotan en el ambiente social y entre trabajadores, pensionados y jubilados:

¿Las cuotas al Issstezac serán elevadas?

Actualmente se aporta 12 por ciento del sueldo y la propuesta en la reforma a la Ley del Issstezac incluye un aumento de solo 4 por ciento, de manera gradual, para alcanzar el 16. Adicionalmente, el gobierno estatal aportará 11 por ciento, con lo que habrá capitalización para garantizar las pensiones.
¿Cuál es el impacto de la reforma en mi pensión?

Para quienes ya gozan de su pensión, ningún impacto. Para quienes recibirán ese beneficio después de la reforma, aclaramos que se reducirán los montos de las pensiones máximas y al mismo tiempo disminuirán las desigualdades entre sectores cotizantes del gobierno y el magisterio. Serán elevados los montos de pensión del SUTSEMOP y de trabajadores de confianza.

¿Los derechos de los pensionados serán respetados y garantizados, pagándoseles puntualmente las pensiones vigentes?

Los jubilados seguirán recibiendo las pensiones y las prestaciones aprobadas, entre ellas el aguinaldo, que seguirá siendo de 60 días.

¿A los cuántos años podré jubilarme o pensionarme?

La jubilación queda a los 65 años, como lo establece la Ley de 2015.

¿Qué es la complementariedad?

Esta no aplica para los ya pensionados o derechohabientes con derechos adquiridos. Es un esquema que implica que la pensión del Issstezac, sumada a la del IMSS, resulte en el 100 por ciento del sueldo regulador, sin que pueda exceder al límite superior establecido por la Ley. Para el caso de la modalidad 40, si un derechohabiente tramita su pensión en Issstezac, este le cubrirá íntegramente el monto de la pensión hasta que se haga efectiva la del IMSS. Mientras tanto, el pensionado pagará a través del Issstezac las cotizaciones al IMSS, hasta cumplir los requisitos de Ley para su pensión.

¿Si vende todos sus bienes el Instituto, ¿se resolverá definitivamente el problema?

Si se enajenara toda la reserva técnica se capitalizaría el sistema de pensiones y permitiría pagar durante dos años las 4 mil 500 pensiones actuales y demás prestaciones a los pensionados, sin recibir cuotas ni aportaciones.

¿La reforma legal planteada, podría aprobarse antes de que termine sus trabajos la actual LXIII Legislatura?

Esa es la responsabilidad de los diputados. De ellos se requiere voluntad política, puesto que el Gobierno Estatal es solidario con derechohabientes y pensionados. Que se discuta, se modifique y apruebe o delegar la responsabilidad a la próxima legislatura, será decisión de los diputados.
En el Issstezac, transparencia y claridad ante todo.

*Director general del Issstezac.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ