Seguridad: ya no hay pretextos para no mejorar

Seguridad: ya no hay pretextos para no mejorar

En alguna parte de la población está la idea de que, al cambiar el signo partidario en el gobierno estatal y al sincronizarse los tres órdenes de gobierno con Morena, eso puede mejorar la situación de seguridad en la entidad. Pero es una idea poco plausible. Los guindas tenían la zona metropolitana del estado y el Gobierno Federal juntos. Los municipios metropolitanos constituyen uno de los clúster nacionales del crimen, y junto con Gobierno Federal podían emprender estrategias exitosas sin la interferencia de Gobierno estatal, ¿y cual fue el resultado? Pues ninguno. Parece ser que el color partidario no determina los resultados de gobierno. Los estados gobernados por Morena, como Veracruz y Puebla no se han convertido en modelos de buenas prácticas.

El mundo de la propaganda no es el de la realidad. El poder y las capacidades de los grupos criminales necesitan necesariamente de la intervención de las fuerzas federales. La pregunta es, ¿ya se anunció algún plan radicalmente nuevo que funde una expectativa de cambio en los resultados? La respuesta es, ‘no’. Sólo anunciaron que la Guardia Nacional irá a la Sedena, lo que sólo formaliza algo que ya ocurre de facto. Así que este anuncio no constituye un cambio de estrategia.

En Colombia provocaron un cambio en los indicadores de seguridad cuando hicieron de forma simultánea la declaratoria de grupo terrorista a las FARC y la recuperación social de territorios. Lo primero provocó la activación de los protocolos internacionales para asfixiar financieramente a ese grupo, lo cual lograron en pocos meses. Y lo segundo construyó la paz a nivel de tierra. Los resultados fueron positivos. Entonces, ¿por qué no se declara ‘terroristas’ a los cárteles mexicanos que hacen lo mismo que aquel? Al no actuar con determinación evidencian la simulación. La situación está rebasando todo límite.

Cuando aparecían jóvenes asesinados había cierta duda sobre su comportamiento y se atribuían los hechos de sangre al homicidio entre bandas. Pero ahora vemos cómo asesinan a jóvenes que nada tienen que ver con ningún grupo delictivo: terrorismo puro. Comunidades que viven con miedo y zozobra permanente, mientras el Estado está desaparecido. El peor de los mundos posibles: los delincuentes con armas de poder, el Estado esfumado y la población vulnerable. En le viejo oeste, como no había Estado que protegiera a la población, dejaban que esta última tuviera armas para defenderse. En este caso, los delincuentes tienen armas y la población está desarmada, ‘porque el Estado hará justicia’. Así: el peor de los mundos posibles.

Tal vez cuando anuncien el Plan Estatal exhiban una estrategia que mejorará la situación de seguridad en Zacatecas, pero a la fecha no hay razones para pensar que la realidad vaya a cambiar. Sólo hay posibilidades teóricas y propaganda. Nada más. Lo que es cierto es que ya no hay pretextos: antes se aducía que el gobierno del estado era tricolor y por eso la falta de resultados. Ahora no hay pretexto alguno. Veremos qué ocurre en el terreno de los resultados y la realidad.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ