La más bonita

La más bonita
Arturo Michelena, Niña con perro, siglo XIX.

La Gualdra 483 / Río de Palabras

 

 

Tenía que escogerla precisamente a ella: a la más bonita. Ahora que ya pasó todo, pienso: a ver, por qué no me escogió a mí: yo soy resistente, jaladora, hubiera aguantado todo, mucho más que ella. Es más, hubiera corrido muy fuerte, ni siquiera me habría alcanzado. Mis papás no hubieran hecho tanto escándalo, sí se preocuparían, tampoco me estoy victimizando, pero tal vez no se lamentarían porque pues yo no soy la más bonita; pero mi hermana sí, precisamente por eso se le acercó a ella. Ella nunca convivía con él, no quería ni acercarse cuando entraba en la casa. Yo sí, hasta jugaba con él, le daba galletas y le compartía mi comida. Es que no me gusta cómo me mira, se me acerca demasiado, me va a manchar mi vestido, mira, está nuevo. Y ahí voy yo a decirle que se fuera, que no era bienvenido. Salíamos a jugar a la calle, ahí nos pasábamos las horas hasta que se nos hacía tarde. Yo no tenía por qué preocuparme, siempre traía pantalón, pocas veces me compraban vestidos nuevos. Ese fue el factor que desató todo: ella pasó, no se dio cuenta de que él estaba ahí, le llamaron la atención los holanes de su vestido, se aferró a ellos con los colmillos, la tiró al suelo, mi hermana no pudo ni meter las manos… nada más sintió la mordida. La veo ahora después de los años sentada frente a mí, siempre con ese aire triste, tratando de ocultar las cicatrices con el cabello. Mejor me hubiera pasado a mí, sí, a mí, no a ella: la más bonita.

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ