Comentarios Libres Sobre elecciones en la capital del país

Comentarios Libres Sobre elecciones en la capital del país

No obstante el gran triunfo electoral que obtuvo MORENA el pasado domingo al ganar 11 de 15 gubernaturas en disputa, se debe tomar en cuenta también lo que sufrió en la capital del país, considerada el bastión de la izquierda desde que ha tenido como poder ejecutivo a un Jefe de Gobierno electo popularmente. Esta última circunstancia, debe ser motivo de análisis por parte del gobierno de la 4T, para no apartarse de los motivos que llevaron a la izquierda al poder en aquella entidad y la mantuvieron por más de veinte años.

Justificar ahora que fue el resultado de una campaña en contra del gobierno de aquella entidad, no es un recurso suficiente para eludir responsabilidades. Algo sucedió y está sucediendo que vale la pena no sólo analizar, sino darle solución inmediata.

Campañas en contra de otros gobiernos en la capital del país, han sucedido con otros gobiernos, que bien manejadas se lograron superar.

Rosario Robles narra lo siguiente: “La campaña contra Cuauhtémoc Cárdenas había sido despiadada. El caso más elocuente había sido el asesinato de Francisco Stanley el 7 de junio de 1999. De manera inmediata se generó un ambiente de linchamiento y prácticamente, se culpó del hecho al Jefe de Gobierno y a todas las autoridades capitalinas. El Jefe de Gobierno hizo valer su postura oficial señalando: no rehuyo mi responsabilidad, pero no permito que se agrande el asesinato de Stanley con campañas y mentiras de odio. No está en manos de gobierno alguno, resolver por sí solo el desafío del crimen organizado, pero si nos competen los gravísimos problemas de la inseguridad. Por eso consideramos nuestra prioridad urgentísima de esclarecer el crimen investigando a fondo. Es obvio declarar que no habrá encubrimiento, impunidad para ninguno de los implicados”.

Lo anterior, indica que el crinen organizado no es un asunto nuevo, que haya llegado con el nuevo gobierno capitalino, como tampoco los problemas magisteriales, o la policía sublevada; sin embargo, lo que sí lograron otros gobiernos, fue dar una salida negociada, una salida política a los problemas que persistían. Nunca se resolvieron, nunca se han terminado, por el contrario, pero, al menos, en algunos de ellos se tienen presentes.

Ahora no. Con frecuencia, en este mismo espacio he cuestionado la actitud que ha venido adoptado el actual gobierno ante problemas que debe atender, o por lo menos, establecer mesas de diálogo para escuchar peticiones. Pero no. Nada. Es entonces cuando se enardece la gente y se provoca mayor violencia.

Por ejemplo, los feminicidios que se cometen diariamente a lo largo y ancho del territorio nacional, así como el secuestro, y desapariciones forzadas de personas, son una situación que flagela no sólo a familiares de las víctimas sino que mantiene a la sociedad en una situación de zozobra e incertidumbre.

Veamos: El cerco del perímetro de Palacio Nacional que AMLO ordenó blindar soldando con láminas de acero, el 8 de marzo del año actual para evitar que se acercaran las mujeres que protestaban justamente porque no han sido oídas ni atendidas sus peticiones. Todo desencadenó en actos vandálicos que de ninguna manera se justifican, pero son perfectamente entendibles.

Ocurre exactamente lo mismo con los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, que nunca se ha dado una respuesta a sus familiares. Por el contrario, los traen de un lado para otro.

Si el gobierno de la 4T, es otra cosa, no es igual y actúa diferente a sus adversarios, ya lleva dos años y medio en el poder para que se puedan ver los resultados, que deberían ser diferentes como incansablemente lo ha dicho..

Ciertamente que el domingo pasado ganó la democracia, y que por tal motivo encontramos una nueva geografía electoral en el territorio mexicano. Sin embargo, vale la pena que se analice el resultado de la Ciudad de México, porque todo ya se está preparando el proceso electoral 23-24 y, si el Presidente Andrés Manuel López Obrador, desea designar al interior de su partido a una persona idónea para ser postulada como candidato, deberá contar entre ellas, las de mejor perfil, que incluye desde luego su buen desempeño, sus relaciones políticas y, las estrategias utilizadas para dar solución a múltiples problemas.

Ojo.
Una importante reforma en materia electoral de 1996, fue el reconocimiento ciudadano de los habitantes capitalinos, para elegir popularmente a un Jefe de Gobierno, dejando así derogada la disposición que facultaba para nombrarlo, al Presidente de la República, Bajo estas nuevas condiciones, se desarrolló el proceso electoral de 1997, aunque muchos cuestionaron y siguen cuestionando su carácter de entidad federativa.

Esa inquietud existió desde 1993, cuando el 21 de marzo de aquel año, los habitantes del D.F., fueron convocados mediante plebiscito para responder a dos preguntas: 1.- ¿desea que esta entidad se convierta en un nuevo Estado? 2.- caso afirmativo, ¿aceptaría que se llame Estado de Anáhuac?: Sin embargo, fue hasta el 5 de febrero de 2916 cuando por Acuerdo del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, cambió la denominación de Distrito Federal por Ciudad de México, con carácter del Estado 32.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ