El PRI y Morena: ¿enemigos gemelos?

El PRI y Morena: ¿enemigos gemelos?

¿A qué se debe que las dádivas en las campañas políticas sigan existiendo? Porque los partidos que hacen uso de ellas observan que les dan resultado. Y la pregunta ahora es, ¿por qué razón les da resultado? Será muy obvio decir: “porque es posible que ocurra, es decir, porque existen de manera previa las formas de dominación que provocan la llamada ‘clientelización’ de la población votante. En otras palabras, al convertir a las personas en clientes se elimina en automático su condición de ciudadanos. Un cliente electoral es un no-ciudadano. Luego entonces, puede haber elecciones sin democracia. La existencia de procesos electorales no define la democracia, porque puede haber una manera de negarla desde dentro al disolver la condición de ‘ciudadanía’ de los votantes.

Así las cosas, debemos interrogar sobre qué significa ser ‘ciudadano’. Ciudadanía implica dos cosas: (1) igualdad e inclusión de todas las personas que pertenecen a un Estado, y (2) que cada persona de ese lugar se sienta y actúe como ‘sujeto de derechos’ que promueven esa inclusión. El clientelismo es una relación no de igualdad, sino asimétrica y de dominación entre patrón y cliente. El primero da bienes o servicios al segundo como ‘un favor’ que se paga con apoyo político. El cliente siente una gratitud privada al patrón al que debe retribuir votándole.

Si alguien lleva a su hijo a la escuela o recibe un servicio médico o ponen una banqueta afuera de su casa o es dotado de electricidad o de un apoyo de transferencia monetaria o le ponen una vacuna, es-porque-tiene-derecho-a-ello: no-es-un-favor-particular. Si una parte de la población siente su inclusión a un programa de apoyo social como un favor, significa que no tiene sentido de ciudadanía. Es (objetivamente) un siervo. Pero ojo: alguien es un cliente político porque previamente está sometido a relaciones asimétricas de dominación. Y mientras estas últimas no sean eliminadas no habrá democracia.

El clientelismo se asoció al PRI, por la estructura corporativa con las organizaciones sociales (populares, campesinas y gremiales), la cual era ‘esa relación asimétrica de dominación’ que mencionamos arriba y hace posible la conversión de las personas en clientes políticos. Pero cuando el PAN asumió el poder en 2 sexenios actuó igual. Y ahora que el partido en el poder es Morena, usan las estructuras dedicadas al desarrollo social para la cooptación electoral. Morena hizo candidatos suyos a actores que días antes eran connotados priístas o panistas o del verde, que eran poseedores de una fuerza caciquil en alguna región del país. ¿Al entrar a Morena abandonaron sus redes y prácticas de ‘aseguramiento del voto’, o las usaron a favor de este partido? obviamente ocurrió lo segundo. ¿La vida interna de Morena es más democrática que el PRI? En lo absoluto. En muy poco tiempo Morena reveló su naturaleza dinosáurica, al tiempo que denuncia el pasado funesto del priísmo. Debaten y se insultan mutuamente desde prácticas hermanas. En suma: el PRI y Morena son enemigos gemelos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ