Recomendación de la CDHEZ a la UAZ en violencia de género: nueva oportunidad

Recomendación de la CDHEZ a la UAZ en violencia de género: nueva oportunidad

En los últimos años se han denunciado conductas de algunos profesores que lesionan los derechos humanos de los, y sobre todo de las alumnas de ciertas escuelas de la UAZ. Sin embargo, preocupa que existan denuncias en los planteles de la preparatoria, donde las alumnas son adolescentes, que legalmente son niñas. Y según la ley, en los hogares es en los padres donde recae la responsabilidad del cuidado de los niños y adolescentes; y en las escuelas las autoridades y adultos de la comunidad educativa tienen a su cargo la guardia, custodia y tutela de los chicos, y por eso están obligados a salvaguardar su integridad.

Pues bien, en la administración anterior se hicieron los tendederos para denunciar casos de abuso, acoso y agresión contra estudiantes. Son eventos que por sí mismos indican que ya no está normalizada la violencia que reciben las alumnas por parte de quien ejerce poder en el aula. Acoso sexual o heridas a la autoestima son los actos más denunciados. Esto último tiene que ver con la promoción de roles tradicionales que caricaturiza el machismo para convertirlos en burla hiriente.

Es doblemente grave que en una institución educativa ocurran este tipo de cosas, porque es justo ahí donde deberían incubarse los valores pro persona: la inviolable dignidad de cada ser humano y, por ello, la esencial igualdad de todos. Cuando un profesor incurre en la violación de los derechos fundamentales de una estudiante, está reproduciendo los valores que deben ser superados. Es la anti-educación. Las autoridades de la administración pasada se habían comprometido a generar los protocolos suficientes para que eso no volviese a ocurrir, incluso la llamada ‘secretaria de la mujer’ se comprometió a publicar un diagnóstico del tema. Y nada. Sólo fue omisión y demagogia. Lo peor que puede hacer una autoridad educativa en quien se deposita la confianza de la sociedad: incumplir sus compromisos.

Así las cosas, con la recomendación recibida por parte de la CDHEZ, esperamos que esta nueva administración sí haga la tarea. Tanto en la rectoría como en la preparatoria están estrenando funcionarios. Y por esta razón tienen el beneficio de la duda. ¿Ellos si van a actuar con responsabilidad o van a repetir la omisión demagógica de la anterior? No lo sabemos, pero lo sabremos muy pronto: si a la brevedad dan a conocer un protocolo de prevención de violencias contra las alumnas de la universidad (con énfasis en las adolescentes), entonces sí estarán cumpliendo; de lo contrario, se los demandaremos (de acuerdo al juramento de posesión). No se debe suponer que toda persona que ingresa a la docencia tiene las competencias para serlo, por ello la escuela debe garantizar hacer una formación de actitudes positivas y, en todo caso, la localización temprana de los perfiles riesgosos. La Universidad tiene personal que sabe cómo remediar el problema, es cosa que la voluntad de las autoridades se ponga en acción. Estamos atentos: en julio debe estar el protocolo en marcha.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ