Las pruebas estandarizadas masivas “prácticamente no sirven para nada”

Las pruebas estandarizadas masivas “prácticamente no sirven para nada”

■ La suspensión de PISA es una decisión adecuada: Cervantes

 

El Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés) y, en general, las pruebas estandarizadas masivas, “prácticamente no sirven para nada. Sólo sacan a relucir el nivel socioeconómico del que presenta la prueba”, afirmó Domingo Cervantes Barragán, docente de la Unidad Académica de Docencia Superior de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ).

En ese sentido, consideró que la suspensión de la aplicación de la prueba PISA, anunciada por el Gobierno Federal, es una decisión adecuada porque, además, en los años en que se aplicó nunca se utilizaron sus resultados para mejorar las condiciones del sistema educativo.

Aunado a ello, dijo que PISA es una evaluación de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y su propósito es influir en la política educativa de los países para que ésta tienda hacia la formación de técnicos serviles al modelo económico neoliberal y no a la formación de profesionales.

Recordó que el discurso sobre la prueba PISA es que serviría para diagnosticar errores y vacíos en el sistema educativo, pero ni siquiera se utilizaron los datos para mejorar los indicadores en comprensión lectora, donde no se avanzó siquiera 10 puntos porcentuales, mientras que en matemáticas y ciencias no hubo avance alguno.

De acuerdo con Cervantes Barragán, “PISA carece de contexto y de alineamiento de la prueba con el currículum que tenemos en la educación básica. A eso se le suma que los resultados se manejaron políticamente para decirnos lo que ya sabíamos: que no alcanzábamos estándares internacionales”.

Detalló que la aplicación de la evaluación podría ser buena si se hace un ajuste contextual de lo que se quiere medir del sistema educativo, pero por sí misma y de la manera en que se ha aplicado en los últimos 15 años “no sirve y no es necesaria para lo que dicen que la quieren aplicar”.

Incluso opinó que la Evaluación Nacional de Logros Académicos en Centros Escolares (Enlace) pudo haber tenido más utilidad y pertinencia para diagnosticar vacíos en el sistema educativo si tuviera una vocación nacional y compromiso genuino.

Cervantes Barragán señaló que la aplicación de PISA había sido por el compromiso del gobierno mexicano para preservar los intereses del capitalismo y neoliberalismo, motivo por el cual algunos sectores sociales están cuestionando la decisión de suspenderlo, a pesar de que teórica, metodológica y educativamente no ha tenido ningún efecto benéfico.

Refirió que el trasfondo de la prueba PISA es que tuvo el propósito de devaluar el sistema educativo mexicano para darle prioridad a la educación privada, a la vez de reorientar el modelo educativo a las competencias, en las que se busca formar técnicos y no profesionistas.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ