“¿Usted puede ayudarme?”

“¿Usted puede ayudarme?”

Hace años, en 1989, nuestro País y la comunidad internacional hicieron un pacto: la protección de los derechos de la infancia. Su importancia es tal, que existe un precepto en derecho llamado “el interés superior de la niñez”. El interés superior de la niñez es una promesa de buscar el máximo esfuerzo posible para construir condiciones favorables a fin de que niñas y niños puedan vivir y desplegar sus potencialidades. Este esfuerzo debe ir más alla de coyunturas políticas o económicas. En México, además, en 2014 se aprobó la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que refrendan este conjunto de derechos fundamentales e inherentes a la niñez: derechos sobre su protección, provisión y participación.

La situación de inseguridad que sucede en Guerrero es inaceptable. Ha sido un estado que históricamente ha sido golpeado por la inseguridad, que además presenta una complejidad social enorme, dada sus altas tasas de marginación, y su composición étnica diversa. A esto se ha sumado el fenómeno de la violencia ocasionada por grupos de delincuencia organizada. Dada esta complejidad han surgido fenómenos como las guardias comunitarias. Este fenómeno no es nuevo en nuestro país, pero ha vuelto a cobrar relevancia dada la estrategia empleada por la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Pueblos Fundadores (CRAC-PF) de empezar a reclutar a niños en sus filas. En estos días han circulado las fotos, devastadoras, de niños entre seis y once años, armados, haciendo marchas por su comunidad. La CRAC-PF ha anunciado abiertamente que armar a treinta y un niños de la comunidad de Ayahualtenpa, Guerrero es una estrategia de choque, “una llamada de atención al Gobierno”.

Los problemas que enfrenta la comunidad son graves y deben de atenderse: violencia por parte de grupos organizados, personas desplazadas, falta de acceso a la educación. Pero esto no ameritan el uso de menores en esa forma, en una clara violación a sus derechos, y como herramienta de choque. El hecho de que los menores se encuentren ya en una situación vulnerable, al no tener acceso a la educación y en un entorno de inseguridad, no justifica usarlos como carta de negociación. Este tipo de tácticas debe ser inaceptable, independientemente de cuan extrema sea la situación en que se encuentre la comunidad, ya que es una acción que termina por dañar al futuro mismo de la comunidad. Las armas no pertenecen en las manos de niños. Una vez que aceptamos que los niños deban armarse, hemos perdido toda batalla.

 

Sin duda, este es un ejemplo de cómo estamos perdiendo esta batalla, ya que hemos dejado a la niñez desprotegida. Se le pone en situaciones que ninguna niño o niña debería de pasar. Como los miles de niños y niñas que cruzan sin acompañante la frontera, y que además de los peligros propios del tránsito sin acompañante para cruzar hacia Estados unidos, se enfrentan a condiciones deplorables en los centros migratorio estadounidense. Hace unos días, se viralizó un video de un niño que fue abandonado por coyotes, en el cruce con Estados Unidos, “¿Usted puede ayudarme?”, pedía con terror al agente migratorio que lo encontró. Es un llamado de atención para todas y todos. La protección de la infancia debe ser una prioridad.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ