Basta de misoginia

Basta de misoginia
En este país siguen dándose actos de violencia en contra de las mujeres, advierte la colaboradora ■ foto: andrés sánchez

Recientemente, uno de los candidatos de Morena se refirió a las mujeres como “pinches viejas”, durante la realización de un mitin político. Esto nos habla de la poca formación de cuadros que existe en dicho instituto político, y es un recordatorio urgente para todos los partidos, en el sentido de que deben ser más selectivos al momento de definir a sus candidatos.

Dada la misión que tienen, los partidos políticos deberían ser el canal por el que los perfiles más preparados, más serios y más responsables sean los que se postulen por un cargo de elección popular —claro, si es que dichos partidos están comprometidos con elevar la calidad del servicio público—.

De los partidos y postulantes se espera que pongan el ejemplo en cuanto a mostrar una actitud socialmente consciente, de madurez política y de hacer un esfuerzo a favor de una democracia de mayor nivel.

No es posible que en pleno 2021 sigamos escuchando expresiones denigratorias hacia las mujeres, incluso por parte de quienes deberían ser los más férreos defensores de la dignidad humana, garantizada en nuestra Constitución.

Cuando un candidato/a a un puesto de elección popular se dirige de manera ofensiva hacia las mujeres o hacia cualquier otro gremio, desacredita, automáticamente, la legitimidad de sus aspiraciones políticas, y desenmascara su verdadera naturaleza. Quienes buscamos llegar a cualquier cargo público debemos ser las primeras personas en respetar y hacer respetar los derechos humanos tutelados en prácticamente toda la normatividad mexicana. Y debemos hacerlo no como una mera pose de campaña, sino como una verdadera convicción.

Por otro lado, es muy preocupante el efecto que estas expresiones misóginas tienen en la vida pública de nuestro estado y nuestro país, más allá de la contienda política. Estamos hablando del impacto que cualquier candidato, como figura pública, tiene en las conductas que la ciudadanía reproduce en su vida diaria. Estamos hablando de que este tipo de actos pueden ser vistos como una validación tácita de todas aquellas actitudes y mentalidades de las que se alimentan el machismo y la misoginia, y que deben desaparecer.

Mientras en este país siguen dándose actos de violencia en contra de las mujeres, mientras tantas familias padecen el duelo por todas las niñas, jóvenes y adultas que han sido asesinadas, desaparecidas, violadas, no podemos seguir tomando estos temas con frivolidad.

La espiral de violencia comienza con una palabra y termina con un feminicidio, si apelamos al volumen creciente en que las agresiones contra las mujeres tienen lugar. Ni las autoridades han logrado detener los efectos de dicha espiral, porque se trata de un problema sistemático, en el que cada quien tiene una responsabilidad.

Desde la legislatura hemos trabajado de manera ardua para que este país cuente con las herramientas jurídicas que permitan que las instituciones funcionen debidamente, con perspectiva de género. Hay demasiados rezagos en esta materia. Ya no podemos permitirnos este tipo de retrocesos.

Si este candidato representa los valores y aspiraciones de Morena, significa entonces que este vergonzoso episodio es sólo una confirmación más de que las mujeres no somos consideradas como un sector digno de ser tomado en serio por dicho instituto político.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ