Dos sexenios priistas fallidos en detrimento de Zacatecas. ¿Quieren otro más? (segunda parte)

Dos sexenios priistas fallidos en detrimento de Zacatecas. ¿Quieren otro más? (segunda parte)

“…No sólo por su figura se conoce al árbol,
sino que son sus frutos los que mejor hablan de él.
Sea, pues, la historia la que juzgue sí,
al final de estos cinco años,
habremos cumplido con aquello
para lo cual el pueblo de
Zacatecas nos brindó su confianza…”.
Alejandro Tello Cristerna,
Plan Estatal de Desarrollo 2017-2021

La semana pasada presenté un breve recuento de los múltiples agravios cometidos contra el pueblo de Zacatecas durante el sexenio de Miguel Alonso quien además, fue acusado de desviar 307 millones de pesos entre 2012 y 2016; la deuda pública reconocida por el propio Alonso al término de su corrupta gestión fue de 7 mil 400 millones de pesos, un poco más de 5 mil millones de pesos de los que dejó la ex gobernadora Amalia García Medina, lo cual, se traduce en un 208% de incremento. Sin duda, un sexenio priista muy desafortunado para todos, pues no se generó desarrollo, se incrementó la pobreza, la migración, la inseguridad y el saqueo de nuestra riqueza natural, aunado al pisoteo de los Derechos Humanos Fundamentales de las comunidades que tienen la maldición de la abundancia mineral como en Salaverna, Mazapil. Por su parte, el sexenio de Alejandro Tello (Secretario de Finanzas y amigo de la infancia de Miguel Alonso) nunca brilló en estrategias para promover el progreso siendo que más de la mitad de los zacatecanos están sumidos en la pobreza y la desesperanza, ya el 23 de Febrero del año que cursa, Tello reconoció que el estado vive una de las peores crisis de violencia en la historia reciente, por lo que solicitó el apoyo de la federación para superar este gran reto. Personalmente creo que el gran adeudo y la inconmensurable corrupción cometida por Alonso, no permitió que el periodo de Tello pudiera consolidar avances importantes en Zacatecas, por el contrario, ha sido un rotundo fiasco teniendo como punto de partida el Plan Estatal de Desarrollo 2017-2021 compuesto por los siguientes ejes rectores: 1. Gobierno Abierto y de Resultados; 2. Seguridad Humana; 3. Competitividad y prosperidad y 4. Medio Ambiente y Desarrollo Territorial; ejes enmarcados según Tello, en las políticas de austeridad, honestidad, eficiencia y eficacia. Por si esto no fuera poco, el citado plan, se alineó a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, lo cual se anunció con bombo y platillo, por lo que Tello y sus corbatas rojas fracasaron contundentemente en los siguientes rubros: 1. Fin a la pobreza. 2. Hambre cero. 3. Salud y bienestar. 4. Educación de calidad. 5. Igualdad de género. 6. Agua limpia y saneamiento. 7. Energía asequible y no contaminante. 8. Trabajo decente y crecimiento económico. 9. Industria, innovación e Infraestructura. 10. Reducción de las desigualdades. 11. Ciudades y comunidades sostenibles. 12. Producción y consumo responsable. 13. Acción por el clima. 14. Vida submarina. 15. Vida de ecosistemas terrestres. 16. Paz, justicia e instituciones sólidas. 17. Alianzas para lograr los objetivos. Ya con puntualidad, el 25 de Julio de 2019 le escribí al Sr. Lorenzo Jiménez de Luis, Representante residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) una misiva en donde le expresé, entre otras cosas, que ya no teníamos tiempo para simulaciones y políticas públicas absurdas o desvinculadas de la participación ciudadana, que hacerlo de esa manera, era romper con los parámetros de la gobernanza ambiental y poner en riesgo a las presentes y futuras generaciones, por lo que en el caso de Zacatecas, era urgente una evaluación objetiva de lo que hasta entonces se había hecho en materia de desarrollo, pues la población seguía incrementando las cifras de la pobreza y la marginación en comunidades ausentes de calidad de vida, con niños y ancianos que beben agua de charcos como en el África Subsahariana, con altos niveles de migración, desempleo y falta de oportunidades en general. En el tema ambiental comenté que las autoridades adornan los espacios públicos con pasto sintético; que prevalecía el interés económico de la industria minera que por siglos ha menoscabado el patrimonio natural de los zacatecanos. Otro fiasco más en materia de recursos hídricos es el referente a la presa “Milpillas” que afectaría los intereses de otros municipios como Jiménez del Teúl y decenas de comunidades que hoy todavía se defienden heroicamente. Finalmente, concluyo que los dos últimos sexenios priistas, han sido un rotundo fracaso y Zacatecas no soportaría otro más. Las estadísticas y los hechos están ahí a la vista de todos. ¿Quieren otro más?

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ