‘Judas and the Black Messiah’, de Shaka King

‘Judas and the Black Messiah’, de Shaka King

La Gualdra 467 / Cine

 

 

En diciembre de 1969, la policía de Chicago, así como agentes del FBI, irrumpieron en un departamento donde se hospedaban miembros del Partido Pantera Negra y asesinaron a Fred Hampton (Daniel Kaluuya), líder de dicho movimiento. Entre los militantes que sobrevivieron al atentado se encontraba Deborah Johnson (Dominique Fishback), la prometida de Hampton, que en ese momento se encontraba embarazada de ocho meses.

Años más tarde se reveló que William “Bill” O’Neal (Lakeith Stanfield), jefe de seguridad de las Panteras Negras, era en realidad un informante del FBI, y que además le había dado un poderoso sedante a Hampton la noche de su asesinato. Este cruento -y para muchos desconocido- suceso histórico, es el eje central de Judas and the Black Messiah (2021), excepcional filme dirigido por Shaka King, cuyo contexto se enfoca en la represión policial durante los años 60 hacia uno de los movimientos más importantes en favor de los derechos afroamericanos.

Previo al trágico desenlace, la película narra los eventos clave de la organización dirigida por Hampton, así como sus esfuerzos de aliarse a otros grupos de minorías como los Crowns, los Stones y los Disciples, que finalmente resultaron en la fundación de la Rainbow Coalition, unión que se desarrollaría tanto en el ámbito político como en el trabajo social dentro de la comunidad.

Asimismo, la película muestra la obsesión del FBI, más en concreto de su director general, J. Edgar Hoover (Martin Sheen), por desmantelar el Partido Pantera Negra y derrocar a su dirigente, que en aquel entonces fue llamado por muchos el “Mesías Negro”.

En medio de la lucha entre estas dos fuerzas, se encuentra O’Neal, quien es manipulado por el agente Roy Mitchell (Jesse Plemons) para infiltrarse entre los altos mandos de las Panteras, siempre trabajando bajo al servicio del gobierno. King utiliza el arco narrativo de este personaje para señalar las profundas complejidades de la segregación y el racismo en Estados Unidos.

O’Neal inicia trabajando como un informante para el FBI, pero poco a poco comienza a compartir el discurso y los ideales de las Panteras. Dicha dicotomía plantea un interesante estudio de carácter, que termina por humanizar al traidor, cuya identidad se encuentra fragmentada y cuyas acciones siguen siendo consecuencias claras del racismo institucionalizado.

Dichas complejidades temáticas y sus contrastes logran desarrollarse con habilidad gracias a las maravillosas interpretaciones de Kaluuya y Stanfield. El primero encarna a un líder carismático y organizado, así como un brillante orador cuyos discursos guardan siempre una fuerte carga ideológica. El segundo interpreta a un hombre que se encuentra entre la espada y la pared, y cuyo dilema moral lo obliga a traicionar sus creencias, raíces y finalmente a sí mismo.

El guion de la cinta, coescrito por King junto a Will Berson, logra fundir géneros como el thriller y el drama histórico de manera intensa y efectiva, al mismo tiempo que señala los paralelismos entre el conflicto racial de la época y el actual movimiento Black Lives Matter.

Evitando oportunismos y lugares comunes, Judas and the Black Messiah es un ágil relato que decide mirar hacia el pasado para reflexionar en los problemas del ahora, al mismo tiempo que reconstruye uno de los capítulos más trágicos en la historia del país vecino. También es una reivindicación a la figura de Fred Hampton, un líder cuya convicción e incansable lucha ha logrado trascender hasta nuestros tiempos.

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_467 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ