Rescatar el Issstezac, tarea común

Rescatar el Issstezac, tarea común

Pesa en los ambientes políticos y sociales de Zacatecas una gran preocupación por la problemática que enfrenta el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Zacatecas (Issstezac), lo cual es razonable, dada la enorme importancia que el organismo paraestatal representa no solo para los trabajadores del sector público estatal, sino para todo el entramado económico del estado.

El asunto constantemente es sujeto a informaciones objetivas y apegadas a la realidad, las más de las veces, sin faltar la nota informativa parcial, sesgada, mal interpretada, tergiversada y a veces falsa y hasta calumniosa. Esto demuestra que la sociedad en general está razonablemente preocupada por el futuro de esta institución, nacida bajo buenos augurios, pero con deficiencias que en pocos años fueron evidentes, a pesar de lo cual no se hicieron las correcciones pertinentes, y que en su momento le hubieran dado fuerza y solvencia. Sin embargo, poco conviene ver hacia el lejano pasado. Hubo grandes anomalías, no se atendieron y ahora nos toca pagar las consecuencias de los muchos años de abandono.

Además de la información correcta y la deficiente, el tema es recurrente en columnas de análisis político, de columnistas y de articulistas. En la mayoría de ellos, por fortuna y para beneplácito de los zacatecanos, predomina en gran medida una visión analítica imparcial. A veces con fuertes señalamientos, generalmente apegados a la verdad, pero sobre todo, son claras exposiciones de una problemática a la que intentan aportar datos informativos y esclarecedores para que los lectores o su auditorio tengan elementos de juicio para conocer a fondo la crisis en la que el Instituto está inmerso desde hace años.

Los medios de comunicación que atienden con objetividad e imparcialidad los asuntos más candentes para la sociedad son los que verdaderamente contribuyen en la búsqueda de soluciones y sensibilizan a la población para compartirle mejores elementos de juicio para que forme sus propias visiones acerca de los tópicos de mayor interés para el estado.

Debemos reconocer que así es como los medios de comunicación se revaloran y sirven a la comunidad, dentro de los valores éticos consustanciales a la responsabilidad social que les es propia.

Este es pues, el panorama donde se ubican los actores que directa e indirectamente están involucrados en el problema, que como está aseverado en líneas anteriores, toca, de uno u otro modo, a todos quienes habitamos en Zacatecas.

Es mejor que así sea, pues esas son las exigencias de un gobierno con participación social, que requiere ciudadanos bien enterados, y deseosos y capaces de opinar, criticar e influir en la toma de las decisiones y en la construcción de las políticas públicas.

Por todo esto, la 54 reunión ordinaria de la Junta Directiva del Issstezac, realizada la semana pasada fue el escenario donde, como director general, señalé la conveniencia de que el instituto se haya colocado en la agenda pública como una de las prioridades de atención, porque durante años el problema fue minimizado y creció hasta convertirse en un colosal desafío para todos.

En este tenor no está de más traer a colación datos expuestos en aquella reunión directiva –atendida en su momento puntual y cabalmente por los medios de comunicación zacatecanos–útiles e indispensables para el mayor conocimiento del problema.

Informé que la más reciente valuación actuarial encontró un déficit de 44 mil 55millones 816 mil 845 pesos. De persistir tan pesada carga, 2025 sería el año de descapitalización, como consta en el Decreto de Presupuesto de Egresos del Estado para el Ejercicio Fiscal 2021, que ubica al Issstezac como uno de los mayores riesgos presupuestarios, por las implicaciones financieras que ineludiblemente afectarían al gobierno estatal y la economía en general. Así, en pocas palabras, se resume el grave conflicto que enfrentamos, mas no así los esfuerzos requeridos para resolverlo.

Es imprescindible la total corresponsabilidad de trabajadores, derechohabientes, pensionados, sindicatos y autoridades gubernamentales, para abrir los caminos que garanticen la seguridad social justa y equitativa para todo; erradicar mezquindades políticas, egoísmos voraces, miopías y sorderas convenencieras es también imprescindible.

Hoy debemos empeñarnos en la necesidad de transformar y reformar al Instituto, porque esta es la responsabilidad que nos toca asumir ahora, y para cumplirla de nada servirá estancarnos en las pugnas estériles que, más que mirar las oportunidades del presente para construir un mejor y más justo futuro, solo se enfocan en el pasado.

Esta es la histórica tarea que todos tenemos y seguiremos empeñados en cumplirla. ■

*Director general del Issstezac

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ